Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    69
  • Enviar
    0

Pan de Quinoa y Miel

  • Prep 15 min
  • Total 1 hr 15 min
  • Ingredientes 15
  • Porciones 10
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    69
  • Enviar
    0

Ingredientes

1/2
taza de aceite de coco
1 3/4
taza de harina integral germinada
1 1/2
cucharadita de polvo para hornear
1/2
cucharadita de bicarbonato de sodio
1/4
cucharadita de sal
1/4
cucharadita de canela en polvo
1/4
cucharadita de nuez moscada en polvo
1
cucharada de miel sin procesar
2
huevos
1
cucharadita de esencia de vainilla
1/2
taza de leche
1
cucharada de jugo de limón
1/2
taza de pasas de uva
1/2
taza de pacanas picadas
1
taza de quinoa cocida

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
Calorías
370.6
% Valor Diario
Grasa total
16.7g
26%
Grasa saturada
10.4g
52%
Colesterol
38.4mg
13%
Sodio
198.9mg
8%
Carbohidratos totales
54.5g
18%
Fibra dietética
3.6g
14%
Azúcares
33.3g
Proteína
6.0g
% Valor Diario*:
Vitamina C
1.60%
2%
Calcio
9.10%
9%
Hierro
9.50%
10%
Intercambios:
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.

La información nutricional de esta receta se estima utilizando una aplicación líder en el cálculo de nutrición, pero es sólo una estimación . Los valores actuales de nutrición pueden variar dependiendo de los ingredientes exactos o marcas que estés utilizando .

Mantenido Por Edamam

Expert Tips

Puedes disfrutar este pan solo o acompañado de un vaso de leche. También puedes untarle mermelada o mantequilla de nueces.

Guarda en un recipiente hermético cuando se haya enfriado por completo.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350ºF.
  • 2 Cubre un molde de pan de 5 x 9 pulgadas con un poco de aceite de coco.
  • 3 Mezcla los primeros 6 ingredientes en un recipiente grande.
  • 4 Mezcla el resto de los ingredientes en otro recipiente. Vierte la preparación del segundo recipiente en el primer recipiente, y mezcla bien hasta obtener una masa homogénea.
  • 5 Coloca la masa en el molde de pan y hornea por 1 hora.
  • 6 Deja enfriar en una rejilla antes de desmoldar.
  • 7 Desmolda, corta en rodajas y sirve.

Antes de comenzar la universidad, no sabía ni preparar un huevo duro. Y ahora mírame: soy bloguera de un sitio culinario y escribo para otros conocidos blogs. Pero, ¿qué cambió? El gran cambio se dio cuando descubrí que la comida de estudiante no tiene punto de comparación con la que estaba acostumbrada a comer en casa. Después de varios meses de comer tostadas con queso crema, frijoles en lata y fideos preparados en microondas, ya me había cansado. ¡Necesitaba volver a comer comida casera! Así que cuando me pidieron que escriba sobre comida de estudiantes, sabía que iba a entender bastante del tema. Hubiese matado por un plato nutritivo preparado con amor esos primeros meses que pasé fuera de casa al estar en la facultad. En Latinoamérica no se estila irse de la casa para ir a estudiar a la universidad. La mayoría de los estudiantes sigue viviendo con sus padres durante su carrera universitaria. Es por eso que no reciben paquetes de comida casera de sus padres mientras están estudiando. Me hubiese gustado que sí exista ese concepto en mi país. Hubiese estado feliz al recibir un delicioso pan casero como este, ¡o cualquier otra comida casera para disfrutar hasta que aprendiera a cocinarme!

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
April 1, 2016

Antes de comenzar la universidad, no sabía ni preparar un huevo duro. Y ahora mírame: soy bloguera de un sitio culinario y escribo para otros conocidos blogs. Pero, ¿qué cambió? El gran cambio se dio cuando descubrí que la comida de estudiante no tiene punto de comparación con la que estaba acostumbrada a comer en casa. Después de varios meses de comer tostadas con queso crema, frijoles en lata y fideos preparados en microondas, ya me había cansado. ¡Necesitaba volver a comer comida casera! Así que cuando me pidieron que escriba sobre comida de estudiantes, sabía que iba a entender bastante del tema. Hubiese matado por un plato nutritivo preparado con amor esos primeros meses que pasé fuera de casa al estar en la facultad. En Latinoamérica no se estila irse de la casa para ir a estudiar a la universidad. La mayoría de los estudiantes sigue viviendo con sus padres durante su carrera universitaria. Es por eso que no reciben paquetes de comida casera de sus padres mientras están estudiando. Me hubiese gustado que sí exista ese concepto en mi país. Hubiese estado feliz al recibir un delicioso pan casero como este, ¡o cualquier otra comida casera para disfrutar hasta que aprendiera a cocinarme!