Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    15
  • Pinterest
    9
  • Guardar
    6
  • WhatsApp
  • Imprimir
    12

Pan de Calabaza y Mantequilla de Maní

  • Prep 5 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 10
  • Porciones 6

Ingredientes

1/2
taza de mantequilla de maní
3/4
taza de puré de calabaza
1/4
taza de yogur
2
huevos
1/4
taza de azúcar
1/2
taza de azúcar moreno
1 1/2
cucharadas de especia de pastel de calabaza
1
cucharadita de bicarbonato de sodio
2
tazas de harina
1/2
taza de pepitas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes remplazar las pepitas con nueces, pacanas o almendras en rodajas.

Todos los años me aseguro de tener mucho puré de calabazas para el Día de Acción de Gracias, pero siempre me quedan muchas sobras. Después de comer tantos pasteles, tartas, cheesecakes y galletas, se me antoja algo no tan dulce para no sentir tanta culpa. El año pasado combiné plátanos con calabazas para crear un sutil pan de desayuno, y este año se me ocurrió agregarle un poco de mantequilla de maní cremosa. ¡Quedó increíble! El pan quedó húmedo con un toquecito dulce y una textura crocante gracias a las pepitas.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350ºF.
  • 2 Usa aceite en spray para cubrir un molde para pan, y deja a un costado.
  • 3 En un recipiente grande, mezcla la mantequilla de maní con el puré de calabaza, el yogur y los huevos, hasta que quede cremoso.
  • 4 Agrega el azúcar, el azúcar moreno, la especia, el bicarbonato y la harina.
  • 5 Coloca la mezcla en el molde y esparce las pepitas encima.
  • 6 Hornea por unos 30-40 minutos, hasta que al insertar un palillo en el borde salga limpio.

Todos los años me aseguro de tener mucho puré de calabazas para el Día de Acción de Gracias, pero siempre me quedan muchas sobras. Después de comer tantos pasteles, tartas, cheesecakes y galletas, se me antoja algo no tan dulce para no sentir tanta culpa. El año pasado combiné plátanos con calabazas para crear un sutil pan de desayuno, y este año se me ocurrió agregarle un poco de mantequilla de maní cremosa. ¡Quedó increíble! El pan quedó húmedo con un toquecito dulce y una textura crocante gracias a las pepitas.

Evalúa y Comenta

Vianney Rodriguez Vianney Rodriguez
October 12, 2015

Todos los años me aseguro de tener mucho puré de calabazas para el Día de Acción de Gracias, pero siempre me quedan muchas sobras. Después de comer tantos pasteles, tartas, cheesecakes y galletas, se me antoja algo no tan dulce para no sentir tanta culpa. El año pasado combiné plátanos con calabazas para crear un sutil pan de desayuno, y este año se me ocurrió agregarle un poco de mantequilla de maní cremosa. ¡Quedó increíble! El pan quedó húmedo con un toquecito dulce y una textura crocante gracias a las pepitas.