Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    11
  • Pinterest
    10
  • Guardar
    6
  • WhatsApp
  • Imprimir
    3

Paletas de Sandía

  • Prep 10 min
  • Total 2 hr 0 min
  • Ingredientes 2
  • Porciones 4

Ingredientes

4
tazas de sandía, sin semillas y picada en cubos
1
cucharada de agua

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para un toque dulce y delicioso, agrega un poco de leche condensada.

Llega el verano, y con él, las frutas más deliciosas. Una de ellas es la sandía, que además de su rico sabor, es bastante económica. La manera en que más me gusta disfrutarla es en forma de paletas. Simplemente se licúan con un chorrito de agua y en cuestión de dos horas, obtienes el apetecido postre. ¡Son irresistibles!

Instrucciones

  • 1 Pon la pulpa de la sandía en una licuadora junto con una cucharada de agua.
  • 2 Licúa la fruta hasta que esté líquida y sirve en los moldes para paletas.
  • 3 Lleva al congelador hasta que las paletas se solidifiquen (aproximadamente 2 horas).
  • 4 Sirve y ¡disfruta!

Llega el verano, y con él, las frutas más deliciosas. Una de ellas es la sandía, que además de su rico sabor, es bastante económica. La manera en que más me gusta disfrutarla es en forma de paletas. Simplemente se licúan con un chorrito de agua y en cuestión de dos horas, obtienes el apetecido postre. ¡Son irresistibles!

Evalúa y Comenta

Cristina Duffy Cristina Duffy
October 14, 2015

Llega el verano, y con él, las frutas más deliciosas. Una de ellas es la sandía, que además de su rico sabor, es bastante económica. La manera en que más me gusta disfrutarla es en forma de paletas. Simplemente se licúan con un chorrito de agua y en cuestión de dos horas, obtienes el apetecido postre. ¡Son irresistibles!