Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    3
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Paletas de Cerezas y Moscatel

  • Prep 10 min
  • Total 8 hr 0 min
  • Ingredientes 4
  • Porciones 10

Ingredientes

20
cerezas Bing, sin semillas ni tallos y cortadas a la mitad
1
botella de vino moscatel
10
palitos para paletas
10
moldes de paletas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Las paletas pueden quedarse en el congelador por hasta un mes.

Las tardes de verano son más lindas si las acompañas con una buena copa de vino. Blanco, espumante o moscatel; no soy tan exigente. Disfruto mucho cada copa o botella que abro con mi familia. Sí, nos gusta el vino bien frío. Cuando comienza el verano, me gusta empezar a hacer paletas. Hace poco compré una máquina para hacer paletas en internet, así que me la pasé en la cocina experimentando con distintos sabores. Un día me enteré que vendría a visitarme una amiga, e iba a hacer mucho calor ese fin de semana. Como sé que le encanta el vino, decidí hacerle una paleta de moscatel. En el refrigerador tenía una bolsa de cerezas que había comprado. Y así, de repente comencé a tirar un par de cerezas dentro de los moldes de paletas. Apenas se congelaron, estábamos ansiosas por probarlas. Fue como tomar una deliciosa copa de vino dulce con cerezas heladas, todo sostenido por un palito. Así que sí, seguiré haciendo estas paletas muchas veces más. Creo que mi amiga también.

Instrucciones

  • 1 Lava las cerezas. Retira los tallos y semillas. Córtalas a la mitad.
  • 2 Coloca cuatro mitades de cerezas en cada molde. Luego llena cada molde con vino moscatel.
  • 3 Coloca los palitos por arriba y pon los moldes en el refrigerador por 8 horas, o toda la noche.
  • 4 Cuando las paletas estén listas, moja los moldes en agua tibia por 15 segundos y retira cada paleta con cuidado.
  • 5 Envuelve cada paleta en un envoltorio de plástico o en una bolsa para dejar en el congelador o sírvelas de inmediato.

Las tardes de verano son más lindas si las acompañas con una buena copa de vino. Blanco, espumante o moscatel; no soy tan exigente. Disfruto mucho cada copa o botella que abro con mi familia. Sí, nos gusta el vino bien frío. Cuando comienza el verano, me gusta empezar a hacer paletas. Hace poco compré una máquina para hacer paletas en internet, así que me la pasé en la cocina experimentando con distintos sabores. Un día me enteré que vendría a visitarme una amiga, e iba a hacer mucho calor ese fin de semana. Como sé que le encanta el vino, decidí hacerle una paleta de moscatel. En el refrigerador tenía una bolsa de cerezas que había comprado. Y así, de repente comencé a tirar un par de cerezas dentro de los moldes de paletas. Apenas se congelaron, estábamos ansiosas por probarlas. Fue como tomar una deliciosa copa de vino dulce con cerezas heladas, todo sostenido por un palito. Así que sí, seguiré haciendo estas paletas muchas veces más. Creo que mi amiga también.

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
October 14, 2015

Las tardes de verano son más lindas si las acompañas con una buena copa de vino. Blanco, espumante o moscatel; no soy tan exigente. Disfruto mucho cada copa o botella que abro con mi familia. Sí, nos gusta el vino bien frío. Cuando comienza el verano, me gusta empezar a hacer paletas. Hace poco compré una máquina para hacer paletas en internet, así que me la pasé en la cocina experimentando con distintos sabores. Un día me enteré que vendría a visitarme una amiga, e iba a hacer mucho calor ese fin de semana. Como sé que le encanta el vino, decidí hacerle una paleta de moscatel. En el refrigerador tenía una bolsa de cerezas que había comprado. Y así, de repente comencé a tirar un par de cerezas dentro de los moldes de paletas. Apenas se congelaron, estábamos ansiosas por probarlas. Fue como tomar una deliciosa copa de vino dulce con cerezas heladas, todo sostenido por un palito. Así que sí, seguiré haciendo estas paletas muchas veces más. Creo que mi amiga también.