Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    5
  • Pinterest
    2
  • Guardar
    5
  • WhatsApp
  • Imprimir
    12

Molletes de Aguacate y Zucchini

  • Prep 20 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 4

Ingredientes

4
bolillos de pan
1
lata de frijoles negros refritos
1
paquete de queso mozzarella, Oaxaca, o manchego
Pico
de gallo
3
aguacates
2
zucchinis

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 Porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Agrega rajas de jalapeño si los prefieres picantes.

Instrucciones

  • 1 Corta el zucchini a lo largo y colócalo en una fuente para hornear. Rocía aceite de oliva, y sazona con sal y pimienta. Hornea por 10 minutos hasta que el zucchini se dore.
  • 2 Corta los bolillos por la mitad. Unta los frijoles refritos.
  • 3 Coloca los bolillos en una fuente para hornear. Agrega el queso.
  • 4 Coloca la fuente en el horno a 350°F por 15 minutos o hasta que el queso se derrita.
  • 5 Una vez que los bolillos estén listos, agrega el zucchini y el aguacate. Sirve inmediatamente.

Hace poco descubrí los molletes mexicanos y quedé fascinada. Este delicioso platillo consiste en bolillos de pan cortados a la mitad, a los que se les agrega frijoles refritos, queso, y salsa. Son fáciles de hacer y se pueden servir en el desayuno, en la lonchera de los niños, o como una merienda ligera. Los molletes básicos generalmente llevan salsa, pero puedes ser creativa y prepararlos de varias maneras utilizando diferentes ingredientes.

Evalúa y Comenta

Carla Gutierrez Carla Gutierrez
November 15, 2016

Hace poco descubrí los molletes mexicanos y quedé fascinada. Este delicioso platillo consiste en bolillos de pan cortados a la mitad, a los que se les agrega frijoles refritos, queso, y salsa. Son fáciles de hacer y se pueden servir en el desayuno, en la lonchera de los niños, o como una merienda ligera. Los molletes básicos generalmente llevan salsa, pero puedes ser creativa y prepararlos de varias maneras utilizando diferentes ingredientes.