Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Molde de Gelatina con 4 Capas

  • Prep 17 min
  • Total 1 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 15

Ingredientes

6
tazas de agua hirviendo
3
cajas (6 oz) de gelatina (del sabor que tú prefieras)
1
paquete (1 oz) de gelatina sin sabor
1
lata (14 oz) de leche condensada endulzada
Aerosol
antiadherente

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si lo deseas, puedes agregar fruta cortada en cubos a las capas de gelatina.

Cuando era niña, recuerdo recorrer las góndolas del supermercado con mi mamá y comprar un par de cajas de gelatina. Ella me dejaba elegir el color o sabor que quería y cuando llegábamos a casa, la ayudaba a mezclar la gelatina con agua caliente hasta disolverla. Luego mi mamá vertía toda la mezcla en un recipiente de vidrio y lo llevaba al refrigerador. Cuando la gelatina quedaba lista, se parecía a un bloque de color sólido en un molde cuadrado. Mi mamá me servía un poco con una cuchara, y la gelatina caía en mi tazón sin forma y tambaleándose. A medida que fui creciendo y empecé a explorar más la ciudad, descubrí unos hermosos moldes para gelatina ya preparada en los mercados mexicanos. Comencé con cuatro colores, el molde de gelatina era perfecto y a todos les gustaba mucho. Las personas mayores estaban muy contentas, los niños pequeños pedían más y yo estaba muy satisfecha de haber tenido tanto éxito con esta opción. Con el tiempo comencé a crear moldes de gelatina de hasta 9 o 10 colores, pero siempre es mejor comenzar con pocos, y una vez que sientas que puedes hacerlo, agregar más colores a tu gusto.

Instrucciones

  • 1 Empieza por hervir el agua. Ten a mano cuatro recipientes.
  • 2 Vierte el contenido de cada paquete de gelatina en cada recipiente. En el recipiente adicional agrega el paquete de gelatina sin sabor.
  • 3 Luego vierte 1 3/4 tazas de agua caliente en los recipientes de gelatina con color y solamente 3/4 taza de agua caliente en el recipiente de la gelatina sin sabor. Mezcla bien hasta que todo esté totalmente disuelto.
  • 4 Luego agrega la leche condensada endulzada al recipiente de la gelatina sin sabor. Mezcla hasta que quede todo bien incorporado.
  • 5 Espera a que las mezclas de gelatina se enfríen a temperatura ambiente.
  • 6 Rocía levemente con el antiadherente el molde con tubo con 12 tazas de capacidad y agrega la primera gelatina de color.
  • 7 Coloca en el refrigerador durante 40 minutos.
  • 8 Retira del refrigerador, agrega el siguiente color y refrigera durante media hora. Ahora tendrás dos colores enfriando en el refrigerador.
  • 9 Retira del refrigerador y agrega el tercer color. Vuelve a colocar en el refrigerador durante 30 minutos.
  • 10 Por último, retira del refrigerador y agrega el cuarto color y deja refrigerando toda la noche.
  • 11 Cuando todo esté listo, retira del molde con tubo. Jala el borde de la gelatina con tus dedos para retirar de los lados y deja reposar a temperatura ambiente durante 10 a 20 minutos, y da vuelta sobre un plato.
  • 12 ¡Disfrute!

Cuando era niña, recuerdo recorrer las góndolas del supermercado con mi mamá y comprar un par de cajas de gelatina. Ella me dejaba elegir el color o sabor que quería y cuando llegábamos a casa, la ayudaba a mezclar la gelatina con agua caliente hasta disolverla. Luego mi mamá vertía toda la mezcla en un recipiente de vidrio y lo llevaba al refrigerador. Cuando la gelatina quedaba lista, se parecía a un bloque de color sólido en un molde cuadrado. Mi mamá me servía un poco con una cuchara, y la gelatina caía en mi tazón sin forma y tambaleándose. A medida que fui creciendo y empecé a explorar más la ciudad, descubrí unos hermosos moldes para gelatina ya preparada en los mercados mexicanos. Comencé con cuatro colores, el molde de gelatina era perfecto y a todos les gustaba mucho. Las personas mayores estaban muy contentas, los niños pequeños pedían más y yo estaba muy satisfecha de haber tenido tanto éxito con esta opción. Con el tiempo comencé a crear moldes de gelatina de hasta 9 o 10 colores, pero siempre es mejor comenzar con pocos, y una vez que sientas que puedes hacerlo, agregar más colores a tu gusto.

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
October 8, 2015

Cuando era niña, recuerdo recorrer las góndolas del supermercado con mi mamá y comprar un par de cajas de gelatina. Ella me dejaba elegir el color o sabor que quería y cuando llegábamos a casa, la ayudaba a mezclar la gelatina con agua caliente hasta disolverla. Luego mi mamá vertía toda la mezcla en un recipiente de vidrio y lo llevaba al refrigerador. Cuando la gelatina quedaba lista, se parecía a un bloque de color sólido en un molde cuadrado. Mi mamá me servía un poco con una cuchara, y la gelatina caía en mi tazón sin forma y tambaleándose. A medida que fui creciendo y empecé a explorar más la ciudad, descubrí unos hermosos moldes para gelatina ya preparada en los mercados mexicanos. Comencé con cuatro colores, el molde de gelatina era perfecto y a todos les gustaba mucho. Las personas mayores estaban muy contentas, los niños pequeños pedían más y yo estaba muy satisfecha de haber tenido tanto éxito con esta opción. Con el tiempo comencé a crear moldes de gelatina de hasta 9 o 10 colores, pero siempre es mejor comenzar con pocos, y una vez que sientas que puedes hacerlo, agregar más colores a tu gusto.