Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Migas Sin Gluten

  • Prep 20 min
  • Total 35 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 2

Ingredientes

5
tortillas de maíz
1/4
taza de aceite vegetal
1/4
taza de cebolla picada
2
huevos
1/2
taza de queso jack gratinado

Para acompañar:

Crema
agria
Cilantro

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes agregar cualquier verdura para hacerlo más abundante.

Puedes acompañar este plato con frijoles.

Mi abuelo y mi familia son de Chihuahua, México. Luego se mudaron a la ciudad de El Paso, Texas, como muchas otras personas durante el comienzo de la década de los treinta. Me encanta escuchar sus locas historias de su niñez: cómo ganaban dinero y cómo se divertían. Pero más que nada me interesaba saber qué comían. Eran tan pobres que tenían que usar su creatividad para cocinar. Muchas veces, mi abuela mezclaba ingredientes estadounidenses con comidas mexicanas tradicionales. Esta combinación de culturas ahora se conoce como gastronomía Tex-Mex, y mi abuelo es un experto en esa materia. Uno de mis platos Tex-Mex favoritos es el conocido como migas. Es parecido a los chilaquiles, con la diferencia que no lleva chiles, por lo que es más apto para niños. Y es muy fácil de preparar: huevos revueltos mezclados con tiras de tortillas, cebollas picadas y mucho queso. ¡Apuesto que en aquel entonces ni se imaginaban que estaban preparando un plato sin gluten! Hay diferentes maneras de hacer este plato, dependiendo del país de origen. En Ciudad de México se trata de una sopa, mientras que en España se preparan con pan y se sirven como tapas para acompañar las costillas de cerdo. ¡Prueba esta delicia Tex-Mex!

Instrucciones

  • 1 Corta las tortillas en pedazos. Yo suelo cortarlas en triángulos.
  • 2 En una sartén grande a fuego medio, calienta el aceite vegetal.
  • 3 Agrega los pedazos de tortilla y fríe hasta que estén crocantes, por unos 5 minutos. Te tienen que quedar igual de crocantes que los chips.
  • 4 Retira las tortillas del aceite y colócalas en un plato cubierto con servilletas de papel para que absorban el aceite.
  • 5 Retira la mayoría del aceite que sobró en la sartén, solo deja 1/2 cucharadita.
  • 6 Saltea las cebollas en el aceite y cocina por 3 minutos.
  • 7 Agrega las tortillas y mezcla bien.
  • 8 En un recipiente pequeño, bate los huevos y luego viértelos encima de las tortillas. Mezcla bien, y cocina hasta que todos los huevos se cocinen hasta el punto deseado. Yo los cocino por 5-6 minutos, mezclando seguido.
  • 9 Acompaña con queso gratinado.
  • 10 Decora con crema agria y cilantro.
  • 11 Sirve y ¡a disfrutar!

Mi abuelo y mi familia son de Chihuahua, México. Luego se mudaron a la ciudad de El Paso, Texas, como muchas otras personas durante el comienzo de la década de los treinta. Me encanta escuchar sus locas historias de su niñez: cómo ganaban dinero y cómo se divertían. Pero más que nada me interesaba saber qué comían. Eran tan pobres que tenían que usar su creatividad para cocinar. Muchas veces, mi abuela mezclaba ingredientes estadounidenses con comidas mexicanas tradicionales. Esta combinación de culturas ahora se conoce como gastronomía Tex-Mex, y mi abuelo es un experto en esa materia. Uno de mis platos Tex-Mex favoritos es el conocido como migas. Es parecido a los chilaquiles, con la diferencia que no lleva chiles, por lo que es más apto para niños. Y es muy fácil de preparar: huevos revueltos mezclados con tiras de tortillas, cebollas picadas y mucho queso. ¡Apuesto que en aquel entonces ni se imaginaban que estaban preparando un plato sin gluten! Hay diferentes maneras de hacer este plato, dependiendo del país de origen. En Ciudad de México se trata de una sopa, mientras que en España se preparan con pan y se sirven como tapas para acompañar las costillas de cerdo. ¡Prueba esta delicia Tex-Mex!

Evalúa y Comenta

Nicole Presley Nicole Presley
October 15, 2015

Mi abuelo y mi familia son de Chihuahua, México. Luego se mudaron a la ciudad de El Paso, Texas, como muchas otras personas durante el comienzo de la década de los treinta. Me encanta escuchar sus locas historias de su niñez: cómo ganaban dinero y cómo se divertían. Pero más que nada me interesaba saber qué comían. Eran tan pobres que tenían que usar su creatividad para cocinar. Muchas veces, mi abuela mezclaba ingredientes estadounidenses con comidas mexicanas tradicionales. Esta combinación de culturas ahora se conoce como gastronomía Tex-Mex, y mi abuelo es un experto en esa materia. Uno de mis platos Tex-Mex favoritos es el conocido como migas. Es parecido a los chilaquiles, con la diferencia que no lleva chiles, por lo que es más apto para niños. Y es muy fácil de preparar: huevos revueltos mezclados con tiras de tortillas, cebollas picadas y mucho queso. ¡Apuesto que en aquel entonces ni se imaginaban que estaban preparando un plato sin gluten! Hay diferentes maneras de hacer este plato, dependiendo del país de origen. En Ciudad de México se trata de una sopa, mientras que en España se preparan con pan y se sirven como tapas para acompañar las costillas de cerdo. ¡Prueba esta delicia Tex-Mex!