Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    4
  • Guardar
    8
  • WhatsApp
  • Imprimir
    6

Licuado Relajante para la Noche

  • Prep 5 min
  • Total 15 min
  • Ingredientes 4
  • Porciones 1

Ingredientes

1/2
cabeza de lechuga
1
taza de té de manzanilla a temperatura ambiente
1/2
banana
1
taza de cabeza de hinojo cortada

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Asegúrate de no tomarlo cerca de la hora de dormir o es posible que te levantes en medio de la noche para ir al baño.

La albahaca es otra hierba relajante que puedes agregar a este jugo.

Mi abuela solía tomar una taza de leche tibia todas las noches antes de dormir. Decía que la ayudaba a dormirse, y debía funcionar porque siempre dormía como un bebe. No sigo la tradición de mi abuela, pero tengo mi propio ritual. Unas horas antes de dormir, tomo un té de hierbas o, a veces, si tengo hambre, un licuado relajante para la noche. Los jugos y licuados de verduras son un gran complemento para una cena liviana, y si usas una buena combinación de ingredientes relajantes, puede ser una ayuda muy poderosa para dormir. La lechuga, por ejemplo, se usaba en el antiguo Egipto como un medicamento inductor del sueño. Las bananas son buenas tranquilizantes y el hinojo ayuda a la digestión, garantizando una buena noche con sueños serenos.

Instrucciones

  • 1 Hierve una taza de agua y deja la bolsita de té de manzanilla durante 5 minutos. Luego, deja que se enfríe (puedes agregar unos cubos de hielo para hacerlo más rápido).
  • 2 Procesa todos los ingredientes en una licuadora y disfruta.

Mi abuela solía tomar una taza de leche tibia todas las noches antes de dormir. Decía que la ayudaba a dormirse, y debía funcionar porque siempre dormía como un bebe. No sigo la tradición de mi abuela, pero tengo mi propio ritual. Unas horas antes de dormir, tomo un té de hierbas o, a veces, si tengo hambre, un licuado relajante para la noche. Los jugos y licuados de verduras son un gran complemento para una cena liviana, y si usas una buena combinación de ingredientes relajantes, puede ser una ayuda muy poderosa para dormir. La lechuga, por ejemplo, se usaba en el antiguo Egipto como un medicamento inductor del sueño. Las bananas son buenas tranquilizantes y el hinojo ayuda a la digestión, garantizando una buena noche con sueños serenos.

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
October 19, 2015

Mi abuela solía tomar una taza de leche tibia todas las noches antes de dormir. Decía que la ayudaba a dormirse, y debía funcionar porque siempre dormía como un bebe. No sigo la tradición de mi abuela, pero tengo mi propio ritual. Unas horas antes de dormir, tomo un té de hierbas o, a veces, si tengo hambre, un licuado relajante para la noche. Los jugos y licuados de verduras son un gran complemento para una cena liviana, y si usas una buena combinación de ingredientes relajantes, puede ser una ayuda muy poderosa para dormir. La lechuga, por ejemplo, se usaba en el antiguo Egipto como un medicamento inductor del sueño. Las bananas son buenas tranquilizantes y el hinojo ayuda a la digestión, garantizando una buena noche con sueños serenos.