Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    40
  • Pinterest
    19
  • Guardar
    5
  • WhatsApp
  • Imprimir
    10

Licuado de Frutas y Col Rizada

  • Prep 5 min
  • Total 5 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 4

Ingredientes

1 1/2
taza de jugo de naranja
1
taza de agua
1
taza de moras azules (preferiblemente congeladas)
1
banana
1
taza de hojas de col rizada (kale)

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

La col rizada también se puede sustituir por espinaca fresca o congelada.

Si no tienes frutas congeladas (sino frescas), entonces en lugar de agua, usa hielo.

Puedes sustituir los arándanos por fresas congeladas u otra fruta congelada.

Siempre me han encantado los batidos. Desde chiquita, el desayuno rápido que nos daba mi mami solía ser un batido de banana y un sándwich de queso. Con el pasar de los años, he ido modificando ese batido incluyendo otras frutas o añadiendo yogur o semillas de chía, linaza molida o mantequilla de almendra o maní. Lo que más me gusta de los licuados es que la pulpa de la fruta se queda ahí y no se va, como pasaría si usara un extractor de jugos. Ya hace unos años he empezado a ver los famosos jugos verdes circulando por Internet pero no me atrevía a prepararlos porque sentía que mis hijos no se acostumbrarían. Hasta que decidí inventar uno que sea dulce pero sin añadir azúcar; es decir, que tenga solo el sabor natural de las frutas y uno o dos vegetales. Me tomó algunos intentos fallidos pero ya descubrí la receta perfecta para nosotros. Y lo mejor de todo es que puedes sustituir o agregar lo que quieras, de acuerdo a lo que tengas disponible en tu cocina. Los jugos y licuados han sido muy efectivos en nuestra búsqueda de aumentar la cantidad de frutas y vegetales que incluimos en nuestra dieta. A mis hijos le fascina esta combinación de arándanos, banana, col rizada y naranja; y a mí también me encanta porque están recibiendo una gran variedad de nutrientes ¡de una manera deliciosa y refrescante!

Instrucciones

  • 1 Añade a una licuadora todos los ingredientes y licúa hasta que desaparezcan todos los grumos o pedazos de frutas.
  • 2 Si no desaparecen, entonces apaga la licuadora por unos segundos y vuelve a pulsar el botón de triturar hielo varias veces, dejando pasar un par de segundos entre cada pulsada hasta ver una mezcla homogénea.

Siempre me han encantado los batidos. Desde chiquita, el desayuno rápido que nos daba mi mami solía ser un batido de banana y un sándwich de queso. Con el pasar de los años, he ido modificando ese batido incluyendo otras frutas o añadiendo yogur o semillas de chía, linaza molida o mantequilla de almendra o maní. Lo que más me gusta de los licuados es que la pulpa de la fruta se queda ahí y no se va, como pasaría si usara un extractor de jugos. Ya hace unos años he empezado a ver los famosos jugos verdes circulando por Internet pero no me atrevía a prepararlos porque sentía que mis hijos no se acostumbrarían. Hasta que decidí inventar uno que sea dulce pero sin añadir azúcar; es decir, que tenga solo el sabor natural de las frutas y uno o dos vegetales. Me tomó algunos intentos fallidos pero ya descubrí la receta perfecta para nosotros. Y lo mejor de todo es que puedes sustituir o agregar lo que quieras, de acuerdo a lo que tengas disponible en tu cocina. Los jugos y licuados han sido muy efectivos en nuestra búsqueda de aumentar la cantidad de frutas y vegetales que incluimos en nuestra dieta. A mis hijos le fascina esta combinación de arándanos, banana, col rizada y naranja; y a mí también me encanta porque están recibiendo una gran variedad de nutrientes ¡de una manera deliciosa y refrescante!

Evalúa y Comenta

Denisse Icaza Denisse Icaza
October 14, 2015

Siempre me han encantado los batidos. Desde chiquita, el desayuno rápido que nos daba mi mami solía ser un batido de banana y un sándwich de queso. Con el pasar de los años, he ido modificando ese batido incluyendo otras frutas o añadiendo yogur o semillas de chía, linaza molida o mantequilla de almendra o maní. Lo que más me gusta de los licuados es que la pulpa de la fruta se queda ahí y no se va, como pasaría si usara un extractor de jugos. Ya hace unos años he empezado a ver los famosos jugos verdes circulando por Internet pero no me atrevía a prepararlos porque sentía que mis hijos no se acostumbrarían. Hasta que decidí inventar uno que sea dulce pero sin añadir azúcar; es decir, que tenga solo el sabor natural de las frutas y uno o dos vegetales. Me tomó algunos intentos fallidos pero ya descubrí la receta perfecta para nosotros. Y lo mejor de todo es que puedes sustituir o agregar lo que quieras, de acuerdo a lo que tengas disponible en tu cocina. Los jugos y licuados han sido muy efectivos en nuestra búsqueda de aumentar la cantidad de frutas y vegetales que incluimos en nuestra dieta. A mis hijos le fascina esta combinación de arándanos, banana, col rizada y naranja; y a mí también me encanta porque están recibiendo una gran variedad de nutrientes ¡de una manera deliciosa y refrescante!