Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    110
  • Pinterest
    45
  • Guardar
    7
  • WhatsApp
  • Imprimir
    34

Jugo de Naranja y Papaya

  • Prep 5 min
  • Total 5 min
  • Ingredientes 2
  • Porciones 1

Ingredientes

2
naranjas
1
taza de papaya

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Este jugo también es una excelente base para muchos licuados verdes. Simplemente agrega verduras a elección en la licuadora y disfruta.

Puedes agregar otras frutas también y, si es demasiado dulce, también puedes exprimir un limón o una lima para agregarle.

Las recetas de jugos naturales, como el jugo de naranja y papaya, son fáciles de hacer y una manera fantástica de incorporar alimentos nutritivos (en este caso frutas) a la dieta familiar. En Perú, por ejemplo, puedes encontrar un vaso de jugo fresco de naranja y papaya en cada desayuno. Puedes comer huevos, granola, panqueques, tamales o tostadas con manteca. La comida varía, pero el jugo fresco casi siempre está allí. La combinación de este jugo es muy simple: solo los dos ingredientes que se mencionan arriba. ¡Pero el resultado es mucho mejor que la suma de sus dos partes! Me gusta el jugo de naranaja normal y no tengo nada contra él. Pero licuar un jugo de naranja recién exprimido con una taza de papaya es un toque que te sorprenderá. Quizás esto tien que ver con la viscosidad de la papaya, que calma al estomago y apacigua la acidez (y en algunos casos el dulce excesivo) del jugo de naranja. Recuerda que la clave a la hora de tomar jugos de frutas es la moderación. Olvídate de los vasos tamaño familiar y las recargas sin fin, y disfruta de una taza de este jugo nutritivo con el desayuno cuando puedas.

Instrucciones

  • 1 Exprime las naranjas.
  • 2 Licúa el jugo de naranja con la papaya.

Las recetas de jugos naturales, como el jugo de naranja y papaya, son fáciles de hacer y una manera fantástica de incorporar alimentos nutritivos (en este caso frutas) a la dieta familiar. En Perú, por ejemplo, puedes encontrar un vaso de jugo fresco de naranja y papaya en cada desayuno. Puedes comer huevos, granola, panqueques, tamales o tostadas con manteca. La comida varía, pero el jugo fresco casi siempre está allí. La combinación de este jugo es muy simple: solo los dos ingredientes que se mencionan arriba. ¡Pero el resultado es mucho mejor que la suma de sus dos partes! Me gusta el jugo de naranaja normal y no tengo nada contra él. Pero licuar un jugo de naranja recién exprimido con una taza de papaya es un toque que te sorprenderá. Quizás esto tien que ver con la viscosidad de la papaya, que calma al estomago y apacigua la acidez (y en algunos casos el dulce excesivo) del jugo de naranja. Recuerda que la clave a la hora de tomar jugos de frutas es la moderación. Olvídate de los vasos tamaño familiar y las recargas sin fin, y disfruta de una taza de este jugo nutritivo con el desayuno cuando puedas.

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
July 4, 2016

Las recetas de jugos naturales, como el jugo de naranja y papaya, son fáciles de hacer y una manera fantástica de incorporar alimentos nutritivos (en este caso frutas) a la dieta familiar. En Perú, por ejemplo, puedes encontrar un vaso de jugo fresco de naranja y papaya en cada desayuno. Puedes comer huevos, granola, panqueques, tamales o tostadas con manteca. La comida varía, pero el jugo fresco casi siempre está allí. La combinación de este jugo es muy simple: solo los dos ingredientes que se mencionan arriba. ¡Pero el resultado es mucho mejor que la suma de sus dos partes! Me gusta el jugo de naranaja normal y no tengo nada contra él. Pero licuar un jugo de naranja recién exprimido con una taza de papaya es un toque que te sorprenderá. Quizás esto tien que ver con la viscosidad de la papaya, que calma al estomago y apacigua la acidez (y en algunos casos el dulce excesivo) del jugo de naranja. Recuerda que la clave a la hora de tomar jugos de frutas es la moderación. Olvídate de los vasos tamaño familiar y las recargas sin fin, y disfruta de una taza de este jugo nutritivo con el desayuno cuando puedas.