Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    4
  • WhatsApp
  • Imprimir
    6

Honey Infused Salmon with Israeli Couscous

  • Prep 30 min
  • Total 50 min
  • Ingredientes 14
  • Porciones 4

Ingredientes

Para el salmón:

4
filetes de salmón de 8 ozs cada uno
5
cucharadas de miel de abeja
3
cucharadas de vino blanco
1
cucharada de jugo de limón
Ralladura
de 1 limón
1
cucharada de pimienta de colores, entera
3
cucharadas de aceite de oliva
Sal

Para el cuscús con vegetales:

2
tazas de cuscús israelí
1/2
taza de pesto
2
cucharadas de aceite de oliva
2
tazas de tomates pequeñitos
1
zucchini cortado en rodajitas
Sal
y pimienta

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes usar espárragos e incluso chayotes en lugar del zucchini.

Puedes usar trucha en vez de salmón.

Usa cuscús regular o integral si te resulta difícil conseguir el cuscús israelí. La quinua también es un buen reemplazo para el couscous.

El salmón es uno de mis pescados favoritos, siempre y cuando el filete quede jugoso y rosadito en el centro. Es un pescado privilegiado que se presta para muchas y variadas combinaciones de sabor, como en este caso en que los filetes se marinan y se cocinan en una ligera salsa de miel de abejas. Mi hermano preparó este plato en una de mis visitas hace varios años, y puedo decirles que es tan exquisito que inmediatamente le pedí la receta. A él le encanta el cuscús israelí con pesto y a mí me fascinan las verduritas asadas como una guarnición adicional. En este caso las asamos en la sartén, pero quedan divinas a la parrilla o al broil, por lo que pueden elegir la forma que más les guste. El cuscús israelí fue creado en Israel a fines de los años 40, pues el arroz era escaso y una de las etnias inmigrantes consumían esta gramínea como la base de su alimentación. Es así que el gobierno de David Ben-Gurion encargó la creación de un sustituto hecho con derivados del trigo, y tuvo tanto éxito que se convirtió en un alimento favorito de los niños. A pesar de llevar ese nombre no tiene parecido con el couscous tradicional, pues se cocina como una pasta. La descripción más parecida que puedo darles es que se asemeja a las pastinas – como un orzo redondito — que se cocina como una pasta común, en agua hirviendo, y se come con cebollas fritas y salsa de tomate, entre otras formas. Fuera de Israel la historia es diferente, pues los chefs más populares del momento incluyen este sencillo ingrediente en sus platillos más trendy. ¿Será por su forma o por su sabor?

Instrucciones

  • 1 En un recipiente combina la miel, vino blanco, jugo y ralladura de limón, pimienta de colores, y sal. Agrega los filetes de salmón, tapa y marina en la refrigeradora por 20 minutos.
  • 2 En una sartén de teflón a fuego medio calienta el aceite de oliva y sella los filetes de salmón por el lado de la piel, por 4 minutos. Luego voltea y cocina por 3 - 4 minutos más hasta que se doren ligeramente.
  • 3 Vuelve a poner sobre el lado la piel y cocina por 2 minutos más o al gusto, pero teniendo cuidado de que no queden secos.
  • 4 Mientras tanto cocina el cuscús en agua con sal, de acuerdo a las instrucciones del paquete. Escurre, vuelve a poner en la olla y combina con el pesto. Corrige la sazón.
  • 5 En otra sartén a fuego mediano calienta dos cucharadas de aceite de oliva. Agrega los tomates enteros y las rodajas de zucchini, cocinando hasta que comiencen a dorar. Voltea y rocía con sal y pimienta.
  • 6 En cuatro platos pon una porción de cuscús. Encima acomoda los filetes de salmón, rocía con una cucharadita del jugo de la cocción del salmón y las pimientas enteras.
  • 7 Al costado pon algunos tomates y rodajitas de zucchini. Sirve inmediatamente.

El salmón es uno de mis pescados favoritos, siempre y cuando el filete quede jugoso y rosadito en el centro. Es un pescado privilegiado que se presta para muchas y variadas combinaciones de sabor, como en este caso en que los filetes se marinan y se cocinan en una ligera salsa de miel de abejas. Mi hermano preparó este plato en una de mis visitas hace varios años, y puedo decirles que es tan exquisito que inmediatamente le pedí la receta. A él le encanta el cuscús israelí con pesto y a mí me fascinan las verduritas asadas como una guarnición adicional. En este caso las asamos en la sartén, pero quedan divinas a la parrilla o al broil, por lo que pueden elegir la forma que más les guste. El cuscús israelí fue creado en Israel a fines de los años 40, pues el arroz era escaso y una de las etnias inmigrantes consumían esta gramínea como la base de su alimentación. Es así que el gobierno de David Ben-Gurion encargó la creación de un sustituto hecho con derivados del trigo, y tuvo tanto éxito que se convirtió en un alimento favorito de los niños. A pesar de llevar ese nombre no tiene parecido con el couscous tradicional, pues se cocina como una pasta. La descripción más parecida que puedo darles es que se asemeja a las pastinas – como un orzo redondito — que se cocina como una pasta común, en agua hirviendo, y se come con cebollas fritas y salsa de tomate, entre otras formas. Fuera de Israel la historia es diferente, pues los chefs más populares del momento incluyen este sencillo ingrediente en sus platillos más trendy. ¿Será por su forma o por su sabor?

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 15, 2015

El salmón es uno de mis pescados favoritos, siempre y cuando el filete quede jugoso y rosadito en el centro. Es un pescado privilegiado que se presta para muchas y variadas combinaciones de sabor, como en este caso en que los filetes se marinan y se cocinan en una ligera salsa de miel de abejas. Mi hermano preparó este plato en una de mis visitas hace varios años, y puedo decirles que es tan exquisito que inmediatamente le pedí la receta. A él le encanta el cuscús israelí con pesto y a mí me fascinan las verduritas asadas como una guarnición adicional. En este caso las asamos en la sartén, pero quedan divinas a la parrilla o al broil, por lo que pueden elegir la forma que más les guste. El cuscús israelí fue creado en Israel a fines de los años 40, pues el arroz era escaso y una de las etnias inmigrantes consumían esta gramínea como la base de su alimentación. Es así que el gobierno de David Ben-Gurion encargó la creación de un sustituto hecho con derivados del trigo, y tuvo tanto éxito que se convirtió en un alimento favorito de los niños. A pesar de llevar ese nombre no tiene parecido con el couscous tradicional, pues se cocina como una pasta. La descripción más parecida que puedo darles es que se asemeja a las pastinas – como un orzo redondito — que se cocina como una pasta común, en agua hirviendo, y se come con cebollas fritas y salsa de tomate, entre otras formas. Fuera de Israel la historia es diferente, pues los chefs más populares del momento incluyen este sencillo ingrediente en sus platillos más trendy. ¿Será por su forma o por su sabor?