Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    1
  • Pinterest
    4
  • Guardar
    5
  • WhatsApp
  • Imprimir
    3

Helado con Orejas de Conejito de Pascua de Chocolate

  • Prep 30 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 4

Ingredientes

1
taza de chocolate amargo o de leche, picado
Helado
de vainilla
Helado
de durazno
Huevitos
de chocolate
Gel
para decorar (rosado y verde)

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si no quieres helados, haz la misma receta usando cupcakes o pudín de vainilla.

La Pascua es una de mis épocas preferidas del año ya que se presta para preparar mil cosas con los niños, tanto dulces como saladas, además de muchas manualidades y trabajos divertidos. A mis hijos les encantaba buscar los huevos que escondíamos en el jardín cada Domingo de Resurrección. Era una aventura corretear revolviendo las plantas y buscar en los lugares más inesperados, pero más emocionante era recibir el premio, que siempre constaba de alegres sorpresas, seguidas de los clásicos postres de Pascua. Casi siempre hacíamos cupcakes o galletas alegóricas. También figuritas de chocolate en forma de huevos, que decorábamos profusamente, o el clásico conejito de Pascua lleno de colores. Ahora te traigo una nueva decoración para tu postre. Se hace con chocolate derretido y una manga con boquilla muy fina, pero para serte sincera, he usado una bolsa plástica para congelar a la que le corté un huequito finísimo, y con este chocolate hice las orejas del conejito de pascua. Con ellas decoro unas bolas de helado para que parezca de detrás se esconde un conejo de chocolate del que solo puedes ver las orejas. También decoro el plato con unos huevitos y líneas de chocolate derretido, más un poco de gel para decorar, y ya está. Un postre de pascua divertido y super fácil de hacer. Solo tengo una advertencia: tienes que manipular las orejitas de chocolate con mucha precaución porque se rompen fácilmente. Y solo sácalas de la nevera cuando las vayas a usar, de lo contrario de derriten en unos cuantos minutos.

Instrucciones

  • 1 En una hoja de papel, dibuja la figura de la cara de un conejito de pascua: cara redonda y orejas largas y puntiagudas. Encima de esto pon una hoja de papel para hornear.
  • 2 Al baño maría, derrite el chocolate picado hasta que esté muy homogéneo. Enfría un poco y vierte en una manga de pastelería con una boquilla finísima o de lo contrario, vierte en una bolsa plástica para congelar. Corta la punta con una tijera, de manera que te quede un huequito muy fino y te salga solo un hilito de chocolate.
  • 3 Guiándote por la figura dibujada, sigue el trazo hasta que tengas el borde de la cara del conejito bien delineada. Rellena las orejas como si fuera un encaje. Refrigera hasta que estén bien sólidas. Necesitas cuatro pares de orejas largas y puntiagudas.
  • 4 En cada plato pon una bola de helado de vainilla y una bola de helado de duraznos. Decora el plato con líneas de chocolate, gel de colores, y con huevitos de pascua, también rellenos de chocolate.
  • 5 Detrás del helado pon las orejas del conejito de pascua, como escondiéndose detrás del helado, y sirve inmediatamente.

La Pascua es una de mis épocas preferidas del año ya que se presta para preparar mil cosas con los niños, tanto dulces como saladas, además de muchas manualidades y trabajos divertidos. A mis hijos les encantaba buscar los huevos que escondíamos en el jardín cada Domingo de Resurrección. Era una aventura corretear revolviendo las plantas y buscar en los lugares más inesperados, pero más emocionante era recibir el premio, que siempre constaba de alegres sorpresas, seguidas de los clásicos postres de Pascua. Casi siempre hacíamos cupcakes o galletas alegóricas. También figuritas de chocolate en forma de huevos, que decorábamos profusamente, o el clásico conejito de Pascua lleno de colores. Ahora te traigo una nueva decoración para tu postre. Se hace con chocolate derretido y una manga con boquilla muy fina, pero para serte sincera, he usado una bolsa plástica para congelar a la que le corté un huequito finísimo, y con este chocolate hice las orejas del conejito de pascua. Con ellas decoro unas bolas de helado para que parezca de detrás se esconde un conejo de chocolate del que solo puedes ver las orejas. También decoro el plato con unos huevitos y líneas de chocolate derretido, más un poco de gel para decorar, y ya está. Un postre de pascua divertido y super fácil de hacer. Solo tengo una advertencia: tienes que manipular las orejitas de chocolate con mucha precaución porque se rompen fácilmente. Y solo sácalas de la nevera cuando las vayas a usar, de lo contrario de derriten en unos cuantos minutos.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 21, 2015

La Pascua es una de mis épocas preferidas del año ya que se presta para preparar mil cosas con los niños, tanto dulces como saladas, además de muchas manualidades y trabajos divertidos. A mis hijos les encantaba buscar los huevos que escondíamos en el jardín cada Domingo de Resurrección. Era una aventura corretear revolviendo las plantas y buscar en los lugares más inesperados, pero más emocionante era recibir el premio, que siempre constaba de alegres sorpresas, seguidas de los clásicos postres de Pascua. Casi siempre hacíamos cupcakes o galletas alegóricas. También figuritas de chocolate en forma de huevos, que decorábamos profusamente, o el clásico conejito de Pascua lleno de colores. Ahora te traigo una nueva decoración para tu postre. Se hace con chocolate derretido y una manga con boquilla muy fina, pero para serte sincera, he usado una bolsa plástica para congelar a la que le corté un huequito finísimo, y con este chocolate hice las orejas del conejito de pascua. Con ellas decoro unas bolas de helado para que parezca de detrás se esconde un conejo de chocolate del que solo puedes ver las orejas. También decoro el plato con unos huevitos y líneas de chocolate derretido, más un poco de gel para decorar, y ya está. Un postre de pascua divertido y super fácil de hacer. Solo tengo una advertencia: tienes que manipular las orejitas de chocolate con mucha precaución porque se rompen fácilmente. Y solo sácalas de la nevera cuando las vayas a usar, de lo contrario de derriten en unos cuantos minutos.