Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Galletas de Harina de Avena, Manzana y Cerezas

  • Prep 20 min
  • Total 40 min
  • Ingredientes 12
  • Porciones 0

Ingredientes

6
cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1/2
taza, más 2 cucharadas de azúcar moreno
1
huevo
1
manzana dulce rallada, Honeycrisp o cualquier otra (opcional)
1/2
cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
1/2
taza de harina de quinua (o común)
1
taza de copos de avena clásicos
1/3
cucharadita de polvo para hornear
1/3
cucharadita de canela en polvo
1/3
cucharadita de sal
1/2
taza de nueces picadas
1/2
taza de cerezas secas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si no tienes papel para hornear, puedes engrasar la bandeja con mantequilla y luego cubrirla con una capa fina de harina para evitar que las galletas se peguen a la bandeja.

Puedes usar cualquier tipo de nuez, fruta seca o moras azules.

Para darle un sabor diferente, remplaza la manzana por 1-2 cucharaditas de ralladura de cáscara de naranja.

Para mí no hay nada mejor que el aroma a galletas recién horneadas. Hace un tiempo tenía un negocio de galletas en casa, y era increíble ver cómo mis clientes enloquecían por ese aroma. Todos mis amigos, hasta los que siguen dietas estrictas y juran que no son fanáticos de lo dulce, caían presos de esta tentación y no podían comer solo una de mis galletas. Fue en ese entonces que descubrí que las galletas caseras son un excelente regalo navideño. Y claro, ¿a quién no le gustan las galletas? Y más si tienen un toquecito frutal y dulce. Y para completar, si las haces caseras, les estás agregando una característica especial: amor. Así que anímate a probar esta receta para deleitar a tus visitas o para decorar tu mesa festiva. Te aseguro que todo el amor con el que la prepares te volverá.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 350ºF.
  • 2 Mezcla la mantequilla con el azúcar hasta obtener una consistencia cremosa.
  • 3 Agrega el huevo y la manzana y mezcla bien.
  • 4 Incorpora todos los ingredientes secos y mezcla bien con una espátula o una batidora a velocidad lenta
  • 5 Cuando la harina se haya disuelto, agrega las nueces y cerezas y mezcla bien con una espátula.
  • 6 Cubre una bandeja con papel para hornear.
  • 7 Coloca 2 cucharadas de masa de galletas sobre la bandeja. Presiona un poco para darle la forma de una galleta, pero sin que quede muy plana.
  • 8 Repite con el resto de la masa y hornea por 15 minutos.
  • 9 Espera 5 minutos antes de transferir las galletas a una repisa para enfriarlas.

Para mí no hay nada mejor que el aroma a galletas recién horneadas. Hace un tiempo tenía un negocio de galletas en casa, y era increíble ver cómo mis clientes enloquecían por ese aroma. Todos mis amigos, hasta los que siguen dietas estrictas y juran que no son fanáticos de lo dulce, caían presos de esta tentación y no podían comer solo una de mis galletas. Fue en ese entonces que descubrí que las galletas caseras son un excelente regalo navideño. Y claro, ¿a quién no le gustan las galletas? Y más si tienen un toquecito frutal y dulce. Y para completar, si las haces caseras, les estás agregando una característica especial: amor. Así que anímate a probar esta receta para deleitar a tus visitas o para decorar tu mesa festiva. Te aseguro que todo el amor con el que la prepares te volverá.

Evalúa y Comenta

Morena Escardo Morena Escardo
October 12, 2015

Para mí no hay nada mejor que el aroma a galletas recién horneadas. Hace un tiempo tenía un negocio de galletas en casa, y era increíble ver cómo mis clientes enloquecían por ese aroma. Todos mis amigos, hasta los que siguen dietas estrictas y juran que no son fanáticos de lo dulce, caían presos de esta tentación y no podían comer solo una de mis galletas. Fue en ese entonces que descubrí que las galletas caseras son un excelente regalo navideño. Y claro, ¿a quién no le gustan las galletas? Y más si tienen un toquecito frutal y dulce. Y para completar, si las haces caseras, les estás agregando una característica especial: amor. Así que anímate a probar esta receta para deleitar a tus visitas o para decorar tu mesa festiva. Te aseguro que todo el amor con el que la prepares te volverá.