Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    2
  • WhatsApp
  • Imprimir
    1

Frituras de Habas con Tahini

  • Prep 15 min
  • Total 25 min
  • Ingredientes 14
  • Porciones 6

Ingredientes

Para la fritura de habas:

2
tazas de habas peladas de sus dos cáscaras
1/2
taza de perejil
1/2
taza de culantro
Sal
y pimienta, al gusto
1/2
cucharadita de pimienta de Cayena (opcional)
2
dientes de ajo
2
cucharadas de cebolla roja, picada
2
cucharadas de harina preparada
1/3
taza de aceite

Para la salsa de tahini:

1/3
taza de tahini
1/3
taza de agua
1
diente de ajo
2
cucharadas de jugo de limón
Sal,
al gusto

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si deseas completar este delicioso plato, combina estas bolitas con una ensalada verde con tomate y pepino. También puedes usarlas para rellenar un sándwich de pan pita.

Desde adolescente he sentido una fascinación especial por la comida y los sabores del Medio Oriente, con todas esas especias y las salsas a base de tahini, especie de mantequilla hecha de semillas de ajonjolí, que transforma cualquier platillo en una exquisitez. Cuando hay abundancia de habas en el mercado, me gusta comprarlas y preparar estos bocadillos que son livianos y crocantes a la vez. Estas delicadas bolitas de habas están inspiradas en el falafel, pero son mucho más ligeras porque no llevan garbanzos y se hacen en un ratito. Puedes tener la mezcla lista con anticipación, y la salsa se puede hacer desde el día anterior, así ganas tiempo.

Instrucciones

  • 1 Para la fritura de habas: Cocina las habas en agua hirviendo con sal durante 2 minutos. Escurre y enfría.
  • 2 En el procesador de alimentos, pon las habas, el perejil, el culantro, la sal, la pimienta, el ajo y la cebolla. Procesa hasta que esté como un puré y las hojas estén bien incorporadas a la preparación. Vierte en un recipiente e incorpora la harina. Revuelve bien con una cuchara.
  • 3 Calienta el aceite en una sartén. Forma bolitas del tamaño de una cucharadita, dales forma redonda con las palmas de las manos, ligeramente untadas con aceite, y fríe por unos minutos hasta que las bolitas estén doradas, pero que se les vean partes verdes. Escurre en un plato con servilletas de papel.
  • 4 Para la salsa de tahini: Pon el tahini, el agua, el ajo, el jugo de limón y la sal en el procesador de alimentos, y procesa hasta que la mezcla esté homogénea. Si quieres que la salsa esté más líquida, vierte cucharadas de agua hasta que obtengas la consistencia deseada.
  • 5 Para servir, coloca las bolitas de habas en un plato, inserta algunos palillos, y acompaña con la salsa al costado. De esta manera, los comensales sumergirán las bolitas en la salsa de tahini antes de comerlas.
  • 6 Sirve y ¡a disfrutar!

Desde adolescente he sentido una fascinación especial por la comida y los sabores del Medio Oriente, con todas esas especias y las salsas a base de tahini, especie de mantequilla hecha de semillas de ajonjolí, que transforma cualquier platillo en una exquisitez. Cuando hay abundancia de habas en el mercado, me gusta comprarlas y preparar estos bocadillos que son livianos y crocantes a la vez. Estas delicadas bolitas de habas están inspiradas en el falafel, pero son mucho más ligeras porque no llevan garbanzos y se hacen en un ratito. Puedes tener la mezcla lista con anticipación, y la salsa se puede hacer desde el día anterior, así ganas tiempo.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 15, 2015

Desde adolescente he sentido una fascinación especial por la comida y los sabores del Medio Oriente, con todas esas especias y las salsas a base de tahini, especie de mantequilla hecha de semillas de ajonjolí, que transforma cualquier platillo en una exquisitez. Cuando hay abundancia de habas en el mercado, me gusta comprarlas y preparar estos bocadillos que son livianos y crocantes a la vez. Estas delicadas bolitas de habas están inspiradas en el falafel, pero son mucho más ligeras porque no llevan garbanzos y se hacen en un ratito. Puedes tener la mezcla lista con anticipación, y la salsa se puede hacer desde el día anterior, así ganas tiempo.