Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Flan de Mango y Aguaymantos

  • Prep 20 min
  • Total 1 hr 20 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 8

Ingredientes

2
tazas de azúcar
1/3
taza de agua
1
taza de aguaymantos (pichuberries), cortados en tajaditas
1
lata (14oz) de leche condensada
1
lata (12oz) de leche evaporada
6
huevos
1
mango mediano, pelado y cortado en trozos

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Ten mucho cuidado cuando manipules este caramelo, pues las quemaduras que puede producir son terribles.

Si no encuentras mangos frescos, puedes usar los enlatados bien escurridos.

En los últimos dos meses he estado en Perú, disfrutando del delicioso verano y de la comida. Una de las cosas que me resultan más tentadoras aquí son las frutas frescas y coloridas que se consiguen por todas partes, muchas de ellas difíciles o imposibles de encontrar en otros países. El mango, por ejemplo, lo consigo en Nueva York, y muchas veces es rico. Pero debo confesar que nunca alcanza el grado de exquisitez de los mangos frescos en Perú. Otra fruta que me fascina, no solo por su sabor y textura, sino también por su belleza, es el aguaymanto (conocido en ingles como ‘goldenberry’ o ‘pichuberry’). Fue así que hace un par de semanas, teniendo todos estos deliciosos ingredientes en la cocina de mi casa, se me ocurrió hacer uno de mis postres favoritos dándoles un toque especial de sabor y color. Decidí ponerle mango al flan y decorarlo con aguaymantos, y el resultado superó mis expectativas. Una delicia total. ¿Se animan a probarlo?

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 375°F.
  • 2 Derrite el azúcar con 1/3 taza de agua en una ollita sobre fuego medio. Lleva a ebullición, revolviendo, deja de mover cuando el azúcar se disuelva y continúa cocinando hasta que el caramelo adquiera un bonito tono dorado no muy oscuro. Si se deja cocinar demasiado el caramelo se pondrá amargo.
  • 3 Cuando el caramelo esté listo viértelo cuidadosamente en un molde de aro de 8 pulgadas, moviendo rápidamente para cubrir el fondo y las paredes del molde. Inmediatamente pon las tajaditas de aguaymanto sobre el caramelo y deja que enfríe. Lo que necesitas es que la fruta se pegue al caramelo.
  • 4 Mientras tanto pon las leches, huevos y el mango en la licuadora y licúa todo hasta que esté completamente homogéneo.
  • 5 Vierte esta mezcla en el molde preparado y hornea una hora al baño maría (pon el molde del flan dentro de otro más grande al que le has agregado agua caliente).
  • 6 Cuando esté listo retíralo del horno, saca el molde del flan del baño maría y deja enfriar completamente. Una vez que está frío puedes refrigerarlo -sin desmoldar- por uno o dos días. Al refrigerarse el caramelo se suelta y cuando lo desmoldas queda muy bonito y completamente bañado en su salsa de caramelo.

En los últimos dos meses he estado en Perú, disfrutando del delicioso verano y de la comida. Una de las cosas que me resultan más tentadoras aquí son las frutas frescas y coloridas que se consiguen por todas partes, muchas de ellas difíciles o imposibles de encontrar en otros países. El mango, por ejemplo, lo consigo en Nueva York, y muchas veces es rico. Pero debo confesar que nunca alcanza el grado de exquisitez de los mangos frescos en Perú. Otra fruta que me fascina, no solo por su sabor y textura, sino también por su belleza, es el aguaymanto (conocido en ingles como ‘goldenberry’ o ‘pichuberry’). Fue así que hace un par de semanas, teniendo todos estos deliciosos ingredientes en la cocina de mi casa, se me ocurrió hacer uno de mis postres favoritos dándoles un toque especial de sabor y color. Decidí ponerle mango al flan y decorarlo con aguaymantos, y el resultado superó mis expectativas. Una delicia total. ¿Se animan a probarlo?

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 14, 2015

En los últimos dos meses he estado en Perú, disfrutando del delicioso verano y de la comida. Una de las cosas que me resultan más tentadoras aquí son las frutas frescas y coloridas que se consiguen por todas partes, muchas de ellas difíciles o imposibles de encontrar en otros países. El mango, por ejemplo, lo consigo en Nueva York, y muchas veces es rico. Pero debo confesar que nunca alcanza el grado de exquisitez de los mangos frescos en Perú. Otra fruta que me fascina, no solo por su sabor y textura, sino también por su belleza, es el aguaymanto (conocido en ingles como ‘goldenberry’ o ‘pichuberry’). Fue así que hace un par de semanas, teniendo todos estos deliciosos ingredientes en la cocina de mi casa, se me ocurrió hacer uno de mis postres favoritos dándoles un toque especial de sabor y color. Decidí ponerle mango al flan y decorarlo con aguaymantos, y el resultado superó mis expectativas. Una delicia total. ¿Se animan a probarlo?