Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    18
  • Pinterest
    24
  • Guardar
    10
  • WhatsApp
  • Imprimir
    32

Enchiladas Verdes Rellenas con Picadillo

  • Prep 30 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 16
  • Porciones 8

Ingredientes

Salsa:

1
cuarto de galón de agua para hervir los tomates
5
tomatillos grandes, pelados y lavados
6
chiles verdes Anaheim grandes, asados, pelados y sin semilla
1
diente de ajo picado grueso
1/2
cebolla grande
1/2
cucharada de sal
1/2
taza de agua

Relleno:

1
cucharada de aceite de oliva
1 1/2
lb de carne de res picada (carne molida)
1
papa Russet grande pelada y cortada en cubos de 1/2 pulgada
1
camote mediano pelado y cortado en cubos de 1/2 pulgada
1
cebolla pequeña cortada
2
tomates Roma cortados
Sal
de ajo a gusto

Decoración:

1/3
taza de queso fresco desmenuzado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

¡También es deliciosa con arroz blanco!

Puedes guardar la salsa que sobre en el refrigerador en un recipiente hermético. Así podrás disfrutarla con los huevos en el desayuno o las papas fritas.

Las enchiladas son uno de mis platos tradicionales preferidos para disfrutar durante el almuerzo o la cena. Me encanta que haya tantas variedades de este plato y así poder tener enchiladas durante varias semanas sin repetir el mismo plato dos veces. Hace un año aproximadamente, mi hijo comenzó a comer alimentos con un poquito de picante. Le encanta el sabor del tomatillo verde y de la salsa de cilantro, y le encanta comer picadillo en cualquier momento del día. Con eso en mente, decidí combinar ambas cosas y preparé lo que ahora es una de las cenas preferidas de mi familia durante la semana. La salsa verde es el sabor justo para los paladares que no pueden tolerar mucho picante. El picadillo se dora, se llena de verduras y se envuelve en una tortilla de maíz bañada en salsa. Puedes decorar con queso y acompañar con arroz para ofrecer así un plato familiar completo. Este plato es perfecto para congelar con anticipación durante esos días que no hay tiempo suficiente para preparar la cena.

Instrucciones

  • 1 En un recipiente grande, hierve un cuarto de galón de agua. Agrega los tomatillos y deja hervir. Cocina hasta que los tomatillos estén blandos y tiernos.
  • 2 En la licuadora, agrega los chiles verdes, los tomatillos hervidos, el ajo, la cebolla, la sal y 1/2 taza de agua. Licúa durante 15 segundos o hasta que todo quede bien mezclado. Reserva.
  • 3 En una sartén grande, calienta el aceite a fuego medio. Dora la carne, deshaciéndola en pequeños trozos mientras mezclas. Agrega las papas, los camotes, la cebolla, el tomate, el ajo y sal a gusto. Incorpora los ingredientes mezclando constantemente. Tapa y reduce el fuego entre medio y bajo. Mezcla periódicamente hasta que las papas estén blandas y completamente cocidas. Retira del fuego.
  • 4 Calienta las tortillas de maíz en la sartén o comal.
  • 5 Precalienta el horno a 350ºF.
  • 6 Para armar: Coloca 2 cucharadas de la mezcla del picadillo en el centro de la tortilla y enrolla. Coloca la tortilla enrollada con el relleno en una charola para hornear. Continúa armando las enchiladas y ubicándolas en la charola.
  • 7 Vierte la salsa por encima de las enchiladas y lleva al horno durante 7 a 10 minutos para calentar la salsa.
  • 8 Sirve las enchiladas en los platos. Decora con queso fresco.

Las enchiladas son uno de mis platos tradicionales preferidos para disfrutar durante el almuerzo o la cena. Me encanta que haya tantas variedades de este plato y así poder tener enchiladas durante varias semanas sin repetir el mismo plato dos veces. Hace un año aproximadamente, mi hijo comenzó a comer alimentos con un poquito de picante. Le encanta el sabor del tomatillo verde y de la salsa de cilantro, y le encanta comer picadillo en cualquier momento del día. Con eso en mente, decidí combinar ambas cosas y preparé lo que ahora es una de las cenas preferidas de mi familia durante la semana. La salsa verde es el sabor justo para los paladares que no pueden tolerar mucho picante. El picadillo se dora, se llena de verduras y se envuelve en una tortilla de maíz bañada en salsa. Puedes decorar con queso y acompañar con arroz para ofrecer así un plato familiar completo. Este plato es perfecto para congelar con anticipación durante esos días que no hay tiempo suficiente para preparar la cena.

Evalúa y Comenta

Ericka Sanchez Ericka Sanchez
October 8, 2015

Las enchiladas son uno de mis platos tradicionales preferidos para disfrutar durante el almuerzo o la cena. Me encanta que haya tantas variedades de este plato y así poder tener enchiladas durante varias semanas sin repetir el mismo plato dos veces. Hace un año aproximadamente, mi hijo comenzó a comer alimentos con un poquito de picante. Le encanta el sabor del tomatillo verde y de la salsa de cilantro, y le encanta comer picadillo en cualquier momento del día. Con eso en mente, decidí combinar ambas cosas y preparé lo que ahora es una de las cenas preferidas de mi familia durante la semana. La salsa verde es el sabor justo para los paladares que no pueden tolerar mucho picante. El picadillo se dora, se llena de verduras y se envuelve en una tortilla de maíz bañada en salsa. Puedes decorar con queso y acompañar con arroz para ofrecer así un plato familiar completo. Este plato es perfecto para congelar con anticipación durante esos días que no hay tiempo suficiente para preparar la cena.