Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
  • Facebook
    644
  • Pinterest
    600
  • Guardar
    207
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2K
  • Enviar
    624

Empanadillas de Guayaba y Queso Crema

  • Prep 15 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 4
  • Porciones 16
  • Facebook
    644
  • Pinterest
    600
  • Guardar
    207
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2K
  • Enviar
    624

Ingredientes

2
paquete Pillsbury™ Refrigerated Pie Crust
1
(8oz) paquete de queso crema
6
oz de pasta de guayaba
2
cucharadas de azúcar glas

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
Calorías
159.4
% Valor Diario
Grasa total
11.0g
17%
Grasa saturada
5.3g
26%
Colesterol
20.6mg
7%
Sodio
182.0mg
8%
Carbohidratos totales
15.0g
5%
Fibra dietética
0.6g
2%
Azúcares
2.3g
Proteína
1.1g
% Valor Diario*:
Vitamina C
40.50%
40%
Calcio
1.60%
2%
Hierro
0.50%
0%
Intercambios:
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.

La información nutricional de esta receta se estima utilizando una aplicación líder en el cálculo de nutrición, pero es sólo una estimación . Los valores actuales de nutrición pueden variar dependiendo de los ingredientes exactos o marcas que estés utilizando .

Mantenido Por Edamam

Expert Tips

También puedes usar queso fresco puertorriqueño, jalea de guayaba en vez de pasta, ó jalea de otra fruta, ó dulce de leche.

Puedes sustituir el queso crema por queso fresco (queso del país en Puerto Rico).

Instrucciones

  • 1 Calienta el horno a 350°F.
  • 2 Saca la masa del paquete y desenróllala sobre una superficie grande y limpia. Con un molde de cortar galletas o el borde de un vaso, corta 16 discos de la masa.
  • 3 Corta la guayaba y el queso crema en cubos de 1/4 de pulgada aproximadamente. Rellena cada disco con un pedazo de queso y uno de guayaba, presiona los bordes con un tenedor o puedes hacer unos dobles con los dedos pero esto toma un poco de práctica.
  • 4 Pon las empanadas en una bandeja para hornear galletas forrado con papel de pergamino y hornéalas a 350 °F por 20­ 25 minutos o hasta que se doren.
  • 5 Retira del horno, deja enfriar sobre una rejilla de alambre.
  • 6 Espolvoréalas con azúcar glas

Las mini empanadillas o empanaditas de guayaba son el mejor ejemplo de la combinación entre lo dulce y lo salado. Son unos deliciosos bocaditos, que gozan de una gran popularidad en la isla con decirles que nunca faltan en las fiestas puertorriqueñas. Se preparan en tamaños tipo bocaditos para servirlas entre los aperitivos dulces y salados en la mesa de entremeses. Los aprendí a hacer en mi adolescencia en la clase de cocina en la escuela. Siempre que preparo empanadas argentinas para mi esposo y me sobran discos, no dejo de sorprenderlo con unas empanadillitas dulce, ya sean de guayaba y queso o con dulce de leche que también quedan sabrosas. Si los aprendes a preparar en casa, veras el gran ahorro ya que en ocasiones como en los servicios de bufet son muy costosos. Y no vale la pena pagar tanto porque son tan fáciles de preparar, que hasta los niños te pueden ayudar. Antes las hacía fritas pero ahora las prefiero hacer en el horno y me gustan más porque no quedan grasosas, pero tú las puedes preparar como las prefieras.

Evalúa y Comenta

Jeannette Quinones Jeannette Quinones
July 5, 2016

Las mini empanadillas o empanaditas de guayaba son el mejor ejemplo de la combinación entre lo dulce y lo salado. Son unos deliciosos bocaditos, que gozan de una gran popularidad en la isla con decirles que nunca faltan en las fiestas puertorriqueñas. Se preparan en tamaños tipo bocaditos para servirlas entre los aperitivos dulces y salados en la mesa de entremeses. Los aprendí a hacer en mi adolescencia en la clase de cocina en la escuela. Siempre que preparo empanadas argentinas para mi esposo y me sobran discos, no dejo de sorprenderlo con unas empanadillitas dulce, ya sean de guayaba y queso o con dulce de leche que también quedan sabrosas. Si los aprendes a preparar en casa, veras el gran ahorro ya que en ocasiones como en los servicios de bufet son muy costosos. Y no vale la pena pagar tanto porque son tan fáciles de preparar, que hasta los niños te pueden ayudar. Antes las hacía fritas pero ahora las prefiero hacer en el horno y me gustan más porque no quedan grasosas, pero tú las puedes preparar como las prefieras.