Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    1
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2

Duraznos Horneados con Canela y Crema

  • Prep 5 min
  • Total 25 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 4

Ingredientes

4
duraznos
4
cucharaditas de mantequilla
4
cucharaditas de azúcar moreno
2
cucharaditas de canela molida
Crema
batida, para decorar

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para una versión frutal mixta, agrega algunos arándanos o zarzamoras.

Para agregar un poco de crocante, añade un poco de galletas de mantequilla molidas.

Con esta receta, podrás disfrutar de todo lo delicioso de un pastel de durazno recién horneado, pero sin todo el trabajo. Estos duraznos cocinados son puro placer y el perfecto cierre para cualquier comida de verano.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 375°F.
  • 2 Lava, seca y corta los duraznos por la mitad. Saca el carozo.
  • 3 Pon los duraznos en una bandeja para hornear. Sobre cada mitad de durazno, agrega 1/2 cucharadita de mantequilla y rocía equitativamente con azúcar moreno y canela. Cocina hasta que los duraznos estén tiernos, cerca de 20 minutos.
  • 4 Sirve tibios, decorados con crema batida y un poco de canela molida.

Con esta receta, podrás disfrutar de todo lo delicioso de un pastel de durazno recién horneado, pero sin todo el trabajo. Estos duraznos cocinados son puro placer y el perfecto cierre para cualquier comida de verano.

Evalúa y Comenta

Vianney Rodriguez Vianney Rodriguez
October 13, 2015

Con esta receta, podrás disfrutar de todo lo delicioso de un pastel de durazno recién horneado, pero sin todo el trabajo. Estos duraznos cocinados son puro placer y el perfecto cierre para cualquier comida de verano.