Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Corona de Merengue con Mango y Parchita

  • Prep 40 min
  • Total 4 hr 0 min
  • Ingredientes 8
  • Porciones 8

Ingredientes

1/2
taza de azúcar rubia
3/4
taza de azúcar granulada blanca
4
claras de huevos grandes, a temperatura ambiente
1
cucharadita de vinagre blanco
Papel
siliconado para hornear (parchment paper)
1/2
taza de jugo de parchita (sin azúcar)
1
mango maduro
2
tazas de crema para batir fría

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Recuerda que para obtener un buen merengue, el tazón y las aspas de la batidora deben estar muy limpias sin ningún residuo de grasa.

La base de papel te permitirá mover el merengue al plato para servir, también lo puedes hornear directamente en un plato que pueda ir al horno y luego a la mesa.

Si deseas usar más mango, puedes picar un segundo mango en cubos pequeños y cocinarlo en el jugo de parchita por 5 minutos.

Pilar Hernandez Este postre, también conocido como merengón, es muy popular. Siempre es recibido con muestras de admiración. La combinación del merengue crocante con la suavidad de la crema batida y la frescura de la fruta es deliciosa. Puedes cambiar la fruta según lo que haya disponible en el mercado o los gustos de tu familia.

Instrucciones

  • 1 Precalienta el horno a 300° F.
  • 2 Mezcla con un tenedor 1/2 taza de azúcar rubia y 1/2 taza de azúcar granulada blanca.
  • 3 En un tazón grande bate con la batidora a velocidad alta las claras hasta que estén blancas y formen picos firmes (punto de nieve). Baja la velocidad a media y agrega la mezcla de azúcar, de 1 cucharada a la vez, cuenta 30 segundos entre cada adición. Una vez que hayas terminado de agregar el azúcar, bate por 4 minutos más a velocidad alta, hasta obtener un merengue duro y brillante. Agrega el vinagre y bate por 2 minutos a velocidad alta. Asegúrate de mezclar bien.
  • 4 Cubre una bandeja para hornear con papel siliconado (parchment paper)
  • 5 Coloca el merengue de a cucharadas tratando de formar un disco.
  • 6 Coloca en el horno y de inmediato baja la temperatura a 250°F. Hornea por 1 hora y 20 minutos. Apaga el horno y sin abrir la puerta, deja enfriar totalmente.
  • 7 En una olla pequeña, coloca el jugo de parchita y 1/4 de taza de azúcar. Cocina a fuego medio revolviendo hasta que se disuelva el azúcar. Una vez que empiece a hervir, reduce el fuego a medio bajo y cocina por 10 minutos. Deja enfriar.
  • 8 Cuando el merengue ya esté frío, pela el mango y córtalo en rebanadas delgadas.
  • 9 Bate la crema en la batidora a velocidad alta hasta que esté firme y forme picos. Reduce la velocidad a media y agrega la mitad de la salsa de parchita.
  • 10 Arma la corona de merengue. Ayudándote con la base de papel, traslada la corona al plato donde deseas servir el postre (no retires el papel). Coloca la crema batida con parchita por encima del merengue, las rebanadas de mango formando una flor y decora con la salsa restante.
  • 11 Sirve de inmediato o refrigera hasta servir, no más de 2 horas.

Pilar Hernandez Este postre, también conocido como merengón, es muy popular. Siempre es recibido con muestras de admiración. La combinación del merengue crocante con la suavidad de la crema batida y la frescura de la fruta es deliciosa. Puedes cambiar la fruta según lo que haya disponible en el mercado o los gustos de tu familia.

Evalúa y Comenta

Pilar Hernandez Este postre, también conocido como merengón, es muy popular. Siempre es recibido con muestras de admiración. La combinación del merengue crocante con la suavidad de la crema batida y la frescura de la fruta es deliciosa. Puedes cambiar la fruta según lo que haya disponible en el mercado o los gustos de tu familia.