Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0
  • Enviar
    0

Copas de Pudín, Manzana y Caramelo

  • Prep 10 min
  • Total 25 min
  • Ingredientes 4
  • Porciones 6
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0
  • Enviar
    0

Ingredientes

1
caja de pudín de vainilla instantáneo
1
taza de caramelo líquido
1
manzana grande cortada en cubos
1
taza de granola Nature Valley™

Información Nutricional

No hay información nutricional disponible para esta receta

Expert Tips

Para minimizar el tiempo de preparación, también puedes usar vasitos de pudín ya preparado.

Instrucciones

  • 1 Prepara el pudín de acuerdo a las instrucciones de la caja.
  • 2 Refrigera y deja que se ponga en su punto cremoso.
  • 3 En unas copas transparentes, coloca una capa de pudín y cubre con un poco de caramelo líquido. Prosigue con una capa de cubitos de manzana y continúa con un poco de granola.
  • 4 Repite el procedimiento, hasta terminar con una capa de granola.
  • 5 Puedes refrigerarlo por un breve tiempo o servirlo para degustar inmediatamente.

Estas copas de pudín, manzana y caramelo se han convertido en uno de los postres más apetecidos en mi casa. Nos han sacado de apuros en el momento de comer algo dulce, y sobre todo, cuando no tenemos muchas ganas de preparar un plato complicado y con muchos ingredientes. El proceso resulta mucho más rápido si se usan las copitas de pudín preparado que se consiguen fácilmente en el mercado. Solo mézclalas con un poco de salsa de caramelo, añádele la frescura de unas ricas manzanas y termina de sorprender a los comensales con el toque crujiente de la granola. Más fácil y delicioso, ¡imposible!

Evalúa y Comenta

Cristina Duffy Cristina Duffy
October 15, 2015

Estas copas de pudín, manzana y caramelo se han convertido en uno de los postres más apetecidos en mi casa. Nos han sacado de apuros en el momento de comer algo dulce, y sobre todo, cuando no tenemos muchas ganas de preparar un plato complicado y con muchos ingredientes. El proceso resulta mucho más rápido si se usan las copitas de pudín preparado que se consiguen fácilmente en el mercado. Solo mézclalas con un poco de salsa de caramelo, añádele la frescura de unas ricas manzanas y termina de sorprender a los comensales con el toque crujiente de la granola. Más fácil y delicioso, ¡imposible!