Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Collar de Dulces Coloridos con Fruit Gushers™

  • Prep 30 min
  • Total 30 min
  • Ingredientes 2
  • Porciones 4

Ingredientes

1
paquete de dulces Betty Crocker™ Fruit by the Foot™ Berry Tie-Dye™ chewy fruit snack
1
caja de dulces Betty Crocker™ Fruit Gushers™ Fruit Snacks

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Para inspirarte, puedes ver collares de verdad ¡y hacer muchos diseños!

Se pueden hacer varios collares de muchos colores o solo algunos sencillos con dos colores. Dependerá del gusto de mamá.

Las joyas hablan casi siempre por sí solas. A mamá le encantará un collar lleno de brillantes comestibles que, aunque no lo podrá utilizar en el cuello, adornará la mesa muy bien. Además, ¡está para chuparse los dedos!

Instrucciones

  • 1 Desenrolla el Fruit by the Foot™ Berry Tie-Dye™ y corta una tira de 20 pulgadas de largo por 1/2 pulgadas de ancho. Este será el cordón del collar. Corta las puntas de la cinta en forma de V invertida.
  • 2 Usa los Fruit Gushers™ como brillantes y arréglalos a tu gusto alrededor del cordón.

Las joyas hablan casi siempre por sí solas. A mamá le encantará un collar lleno de brillantes comestibles que, aunque no lo podrá utilizar en el cuello, adornará la mesa muy bien. Además, ¡está para chuparse los dedos!

Evalúa y Comenta

Dariela Cruz Dariela Cruz
October 19, 2015

Las joyas hablan casi siempre por sí solas. A mamá le encantará un collar lleno de brillantes comestibles que, aunque no lo podrá utilizar en el cuello, adornará la mesa muy bien. Además, ¡está para chuparse los dedos!