Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    12
  • Pinterest
    7
  • Guardar
    11
  • WhatsApp
  • Imprimir
    32

Churros con Chocolate

  • Prep 10 min
  • Total 60 min
  • Ingredientes 9
  • Porciones 4

Ingredientes

Para los churros:

1 3/4
tazas de harina
2
tazas de agua
Una
pizca de sal
2/3
taza de azúcar
1
cucharadita de canela en polvo
Aceite
para freír
Una
duya con punta de estrella

Para el Chocolate:

4
tazas de leche (yo prefiero entera o semidescremada)
1
tableta de chocolate mexicano

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes hacer el chocolate con anterioridad y sólo calentarlo cuando los churros estén listos.

El aceite debe estar muy caliente, de esta forma tus churros se cocinarán bien, rápido y quedarán crujientes.

Ten a la mano guantes para protegerte al tomar las ollas calientes.

Entre muchos de los riquísimos postres latinos, uno siempre se distingue: los churros. Los puedes encontrar chiquitos, grandes, con azúcar, de naranja, con canela, rellenos de cajeta, rellenos de crema pastelera, rellenos de chocolate, y más. Pero para mí, los tradicionales delgados churros espolvoreados de azúcar y canela y sopeados en cremoso chocolate caliente siguen siendo los mejores. Hacerlos es muy fácil y el sabor es exquisito, aquí te digo como hacerlos.

Instrucciones

  • 1 En una olla, pon el agua con la pizca de sal a calentar. Cuando suelte el hervor, apaga el fuego y agrega de golpe el harina y revuelve hasta que todo se integre muy bien, en algún momento será difícil seguir revolviendo ya que la harina se compactará como masa de galletas. Deja enfriar.
  • 2 Revuelve el azúcar y la canela en un molde o plato extendido y colócalo cerca de la estufa.
  • 3 Mientras la masa de enfría, pon la leche en un hervidor, agrega el chocolate y pon a fuego medio alto. Cuida de checar continuamente para revolver el chocolate. El chocolate estará listo cuando se haya disuelto la barra de chocolate y la leche esté muy caliente. Ten cuidado de que la leche no hierva ya que puede derramarse en tu estufa. Déjalo aparte.
  • 4 Vacía aceite suficiente (unas 2 pulgadas) en una olla y ponlo a calentar. Con la ayuda de la cuchara con la que revolviste el harina, vacía la mezcla en la duya. Cuando el aceite esté muy caliente y con la ayuda de la duya, crea los churros. Puedes hacerlo en forma circular, se verá como un remolino en la olla. Voltéalos en cuanto estén fritos de la parte inferior (aproximadamente 5-7 segundos) se pondrán de un color dorado. Sácalos del aceite y deposítalos en el plato con el azúcar y canela, muévelos para que se cubran del azúcar, córtalos del tamaño que desees y después pásalos al plato en donde los servirás.
  • 5 Eso es todo, así de fácil. Sirve el chocolate caliente con tus churros y a disfrutar de un delicioso postre o merienda.

Entre muchos de los riquísimos postres latinos, uno siempre se distingue: los churros. Los puedes encontrar chiquitos, grandes, con azúcar, de naranja, con canela, rellenos de cajeta, rellenos de crema pastelera, rellenos de chocolate, y más. Pero para mí, los tradicionales delgados churros espolvoreados de azúcar y canela y sopeados en cremoso chocolate caliente siguen siendo los mejores. Hacerlos es muy fácil y el sabor es exquisito, aquí te digo como hacerlos.

Evalúa y Comenta

Silvia Martinez Silvia Martinez
October 20, 2015

Entre muchos de los riquísimos postres latinos, uno siempre se distingue: los churros. Los puedes encontrar chiquitos, grandes, con azúcar, de naranja, con canela, rellenos de cajeta, rellenos de crema pastelera, rellenos de chocolate, y más. Pero para mí, los tradicionales delgados churros espolvoreados de azúcar y canela y sopeados en cremoso chocolate caliente siguen siendo los mejores. Hacerlos es muy fácil y el sabor es exquisito, aquí te digo como hacerlos.