Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    6
  • Pinterest
    4
  • Guardar
    6
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2

Chillo en Salsa de Coco y Tamarindo

  • Prep 15 min
  • Total 55 min
  • Ingredientes 15
  • Porciones 4

Ingredientes

Salsa de Coco y Tamarindo:

1
cucharada de aceite
1
cebolla roja mediana, picada finamente
1/2
taza de pimientos morrones tricolores (deja un poco para decorar ), picados en cuadritos
1
cucharadita de jengibre fresco, rallado
1
cucharadita de salsa picante (opcional)
1
lata (12 oz) de leche de coco
2
cucharadas de concentrado de tamarindo
1/4
de taza de cilantro picadito
Sal
y pimienta blanca al gusto

Ingredientes para el pescado:

4
filetes de Chillo (pargo, red snapper)
Sal
y pimienta al gusto
1/2
cucharada de orégano en polvo
2
dientes de ajo machacados
1
cucharada de jugo de limón verde
3
cucharadas de aceite de oliva para freír

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puede usar esta salsa para cualquier tipo de pescado o pechugas de pollo deshuesadas y sin piel.

Acompaña con arroz blanco, mofongo o tostones

Si deseas una salsa más espesa, agrega 1 cucharadita de maicena casi al final de la cocción, cuando ya tengas los filetes de pescado frito.

Si gustas, puedes añadir más salsa picante. Yo usé una de ajíes habaneros, pero bien puedes sustituirlo por 1 jalapeño picadito y otro ají picante de tu preferencia.

Los caribeños nos sentimos orgullos de nuestra fusión de sabores y de nuestra herencia africana, taína y española. Y se ve reflejada en nuestras gastronomías que combinan los colores, ingredientes y especias, y aun así se caracteriza por ser sencilla. Los sabores dulces, ácidos y picosos se entremezclan para cambiar el gusto a los platos cotidianos, y los trasforman en platos con sabores exóticos y coloridos, dignos de un rey, pero en el Caribe cualquier familia puede disfrutarlo en casa. Ya que los frutos del mar (pescados y mariscos) son accesibles a todos o en la familia siempre hay un amante de la pesca que nos regala algún pescado acabadito de salir del mar.

Instrucciones

  • 1 En un sarten grande a fuego medio agrega el aceite y sofríe la cebolla sin dejarla quemar. Agrega los demás ingredientes. Condimenta con sal y pimienta al gusto. Reduce el fuego a bajo y cocina hasta espesar, aproximadamente 40 minutos. Manten la salsa caliente hasta servir.
  • 2 Condimenta los filetes de chillo con sal, pimienta, orégano y ajo; agrega el jugo de limón y déjalos marinar al menos media hora antes de freír.
  • 3 En una sartén a fuego medio alto echa el aceite de oliva. Coloca los filetes de pescado y cocina hasta que queden doraditos por ambos lados.
  • 4 Vierte la salsa sobre el pescado y sirve.

Los caribeños nos sentimos orgullos de nuestra fusión de sabores y de nuestra herencia africana, taína y española. Y se ve reflejada en nuestras gastronomías que combinan los colores, ingredientes y especias, y aun así se caracteriza por ser sencilla. Los sabores dulces, ácidos y picosos se entremezclan para cambiar el gusto a los platos cotidianos, y los trasforman en platos con sabores exóticos y coloridos, dignos de un rey, pero en el Caribe cualquier familia puede disfrutarlo en casa. Ya que los frutos del mar (pescados y mariscos) son accesibles a todos o en la familia siempre hay un amante de la pesca que nos regala algún pescado acabadito de salir del mar.

Evalúa y Comenta

Jeannette Quinones Jeannette Quinones
October 19, 2015

Los caribeños nos sentimos orgullos de nuestra fusión de sabores y de nuestra herencia africana, taína y española. Y se ve reflejada en nuestras gastronomías que combinan los colores, ingredientes y especias, y aun así se caracteriza por ser sencilla. Los sabores dulces, ácidos y picosos se entremezclan para cambiar el gusto a los platos cotidianos, y los trasforman en platos con sabores exóticos y coloridos, dignos de un rey, pero en el Caribe cualquier familia puede disfrutarlo en casa. Ya que los frutos del mar (pescados y mariscos) son accesibles a todos o en la familia siempre hay un amante de la pesca que nos regala algún pescado acabadito de salir del mar.