Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    2

Cappelletti con Crema y Espárragos

  • Prep 10 min
  • Total 25 min
  • Ingredientes 5
  • Porciones 4

Ingredientes

1 1/2
lb. de cappelleti de carne
2
tazas de crema de leche (heavy cream)
Sal
y pimienta
2
tazas de espárragos verdes, cortados
Queso
parmesano rallado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes añadir cubitos de jamón.

Si no quieres usar crema de leche (heavy cream), reemplázala con half & half.

Agrega brócoli o espinaca cortada en tiritas.

¿Recuerdas cuando eras pequeño y no podías dormir? En mi caso, mi mamá venía en mi auxilio con una taza de leche caliente y eso, como por arte de magia, me relajaba y me daba sueño casi de inmediato. También siento el mismo efecto cuando acompaño la leche con una rebanada de pan tostado, en una combinación ganadora: carbohidratos y lácteos. Años más tarde descubrí los cappelletti, que se han convertido en una especie de comfort food para mi familia. Después de un contundente plato de esta pasta me siento como nueva, relajada y tranquila, capaz de superar cualquier mal momento por el que esté pasando. Te recomiendo que hagas la prueba y que te prepares un plato de cappelletti cuando te sientas desbordado por la ansiedad y el desasosiego. No hay necesidad de sufrir si puedes calmar tu desánimo con una deliciosa pasta. Cuando los pruebes sentirás la diferencia.

Instrucciones

  • 1 Pon a hervir una olla con agua a fuego alto. Agrega sal.
  • 2 Vierte los cappelletti y cocínalos por 10 minutos.
  • 3 Incorpora los espárragos y cocina unos 4 minutos más, o hasta que los espárragos estén blandos y los cappelletti al punto que te gusten.
  • 4 Mientras tanto pon a hervir la crema de leche en una sartén grande. Sazona con sal y pimienta y deja reducir un poco.
  • 5 Escurre los cappelletti y vierte en la sartén con la crema. Revuelve bien y sirve enseguida con el queso parmesano.
  • 6 Acompaña este plato con una ensalada verde.

¿Recuerdas cuando eras pequeño y no podías dormir? En mi caso, mi mamá venía en mi auxilio con una taza de leche caliente y eso, como por arte de magia, me relajaba y me daba sueño casi de inmediato. También siento el mismo efecto cuando acompaño la leche con una rebanada de pan tostado, en una combinación ganadora: carbohidratos y lácteos. Años más tarde descubrí los cappelletti, que se han convertido en una especie de comfort food para mi familia. Después de un contundente plato de esta pasta me siento como nueva, relajada y tranquila, capaz de superar cualquier mal momento por el que esté pasando. Te recomiendo que hagas la prueba y que te prepares un plato de cappelletti cuando te sientas desbordado por la ansiedad y el desasosiego. No hay necesidad de sufrir si puedes calmar tu desánimo con una deliciosa pasta. Cuando los pruebes sentirás la diferencia.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 19, 2015

¿Recuerdas cuando eras pequeño y no podías dormir? En mi caso, mi mamá venía en mi auxilio con una taza de leche caliente y eso, como por arte de magia, me relajaba y me daba sueño casi de inmediato. También siento el mismo efecto cuando acompaño la leche con una rebanada de pan tostado, en una combinación ganadora: carbohidratos y lácteos. Años más tarde descubrí los cappelletti, que se han convertido en una especie de comfort food para mi familia. Después de un contundente plato de esta pasta me siento como nueva, relajada y tranquila, capaz de superar cualquier mal momento por el que esté pasando. Te recomiendo que hagas la prueba y que te prepares un plato de cappelletti cuando te sientas desbordado por la ansiedad y el desasosiego. No hay necesidad de sufrir si puedes calmar tu desánimo con una deliciosa pasta. Cuando los pruebes sentirás la diferencia.