Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    1
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Bruschetta

  • Prep 15 min
  • Total 20 min
  • Ingredientes 9
  • Porciones 4

Ingredientes

2
tazas de tomate rojo fresco cortado en cubitos (de preferencia tomates roma)
4
dientes de ajo picados finamente
1
diente de ajo para frotar el pan
1/2
taza de aceite de oliva
1/2
taza de albahaca fresca cortada en juliana
1
cucharada de vinagre balsámico
1/2
cucharadita de pimienta negra molida
Sal
al gusto
Pan
baguette o ciabatta cortado en rebanadas y tostado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Los mejores tomates para esta salsa son los roma o bien puedes usar tomates secos y agregar un poco de queso de cabra.

Esta salsa puede usarse como base para usar en pasta o bien para pizza, solo no agregues el vinagre.

La salsa conocida como “bruschetta” es un acompañamiento excelente para las pizzas, pastas o bien para comer como un entremés antes de la comida. Esta receta fue creada en el siglo XV en Italia, específicamente en la región de la Toscana. Originalmente esta salsa no contenía tomates; se preparaba solo con aceite de oliva y ajo utilizando pan del día anterior. Era un aperitivo común en la mesa de las familias humildes pero cuando esta receta fue adoptada por las clases sociales altas, éstas dieron un nuevo significado a la “bruschetta” agregando el tomate picado y dando mucha importancia al uso del aceite de oliva de gran calidad. En mi opinión, esta salsa es deliciosa y puede ser base para muchos platillos, por eso hoy quiero compartir esta receta contigo. ¡A cocinar!

Instrucciones

  • 1 Coloca todos los ingredientes, menos el pan, en un tazón y combina. Sirve en una salsera, cubre con plástico y refrigera hasta que estés lista para servir.
  • 2 Para preparar el pan frota cada rebanada con un diente de ajo y agrega un poco de aceite de oliva, coloca en el horno y dora por unos minutos.
  • 3 Para servir, coloca el pan en una bandeja y el tazón con la salsa. Sirve un poco de salsa en el pan y disfruta con una copita de vino blanco o tinto.

La salsa conocida como “bruschetta” es un acompañamiento excelente para las pizzas, pastas o bien para comer como un entremés antes de la comida. Esta receta fue creada en el siglo XV en Italia, específicamente en la región de la Toscana. Originalmente esta salsa no contenía tomates; se preparaba solo con aceite de oliva y ajo utilizando pan del día anterior. Era un aperitivo común en la mesa de las familias humildes pero cuando esta receta fue adoptada por las clases sociales altas, éstas dieron un nuevo significado a la “bruschetta” agregando el tomate picado y dando mucha importancia al uso del aceite de oliva de gran calidad. En mi opinión, esta salsa es deliciosa y puede ser base para muchos platillos, por eso hoy quiero compartir esta receta contigo. ¡A cocinar!

Evalúa y Comenta

Adriana Martin Adriana Martin
October 15, 2015

La salsa conocida como “bruschetta” es un acompañamiento excelente para las pizzas, pastas o bien para comer como un entremés antes de la comida. Esta receta fue creada en el siglo XV en Italia, específicamente en la región de la Toscana. Originalmente esta salsa no contenía tomates; se preparaba solo con aceite de oliva y ajo utilizando pan del día anterior. Era un aperitivo común en la mesa de las familias humildes pero cuando esta receta fue adoptada por las clases sociales altas, éstas dieron un nuevo significado a la “bruschetta” agregando el tomate picado y dando mucha importancia al uso del aceite de oliva de gran calidad. En mi opinión, esta salsa es deliciosa y puede ser base para muchos platillos, por eso hoy quiero compartir esta receta contigo. ¡A cocinar!