Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Brochetas de Sandía

  • Prep 20 min
  • Total 20 min
  • Ingredientes 8
  • Porciones 0

Ingredientes

1/2
sandía pequeña, sin semillas
1/2
jícama chica
1/4
piña
1/2
taza de moras azules (blueberries)
Palitos
de brocheta de madera
1/2
taza de miel de abeja
1
(4 onzas) yogur natural
1
cucharada de mermelada de chabacano o albaricoque

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si pelas y picas la fruta con antelación, armar las brochetas sólo te tomará unos minutos.

Si no deseas que tu brocheta quede tan dulce, puedes reemplazar los dips con chile, limón y sal.

Usa fruta de estación, como mangos, melones, fresas, plátanos, etc.

Sólo de pensar en la palabra sandía, se me hace agua a la boca. La sandía es una de nuestras frutas favoritas en casa, la podemos comer en el desayuno, almuerzo y cena, o como un refrescante snack. También nos gusta agregar sandía en ensaladas, aguas frescas, con chile, limón y sal y en un cóctel de frutas. Yo generalmente la compro, la pelo inmediatamente, la pico en cubos y la guardo en mi refrigerador. Con eso ahorro tiempo a la hora de preparar la comida, y con sólo un abrir y cerrar del refrigerador puedo ofrecerla como snack a mis hijos. Una manera divertida y deliciosa de comerla es en brochetas. Y lo mejor de todo es que tus hijos pueden ayudarte a prepararlas: pueden decidir con qué otras frutas combinarla o que dip usar. Aquí te cuento cómo hicimos las nuestras.

Instrucciones

  • 1 Para armar las brochetas: Pela y pica la sandía en cuadros de unos 3 centímetros cúbicos. Pela y pica la jícama en rectángulos de 2 x 3 centímetros. Pela y pica la piña en triángulos. Coloca las moras azules en un plato.
  • 2 Toma una brocheta a la vez y empieza a jugar con las combinaciones de frutas. Yo por ejemplo hice una de sandía con moras azules, otra de sandía con jícama y otra de sandía con piña, etc.
  • 3 Para hacer dips: En un recipiente pequeño de cristal coloca la miel de abeja, en el otro combina el yogur natural con la cucharada de mermelada de chabacano. Estos dips sirven para los que quieran agregar algo más de dulce a su brocheta.
  • 4 Sirve las brochetas inmediatamente.

Sólo de pensar en la palabra sandía, se me hace agua a la boca. La sandía es una de nuestras frutas favoritas en casa, la podemos comer en el desayuno, almuerzo y cena, o como un refrescante snack. También nos gusta agregar sandía en ensaladas, aguas frescas, con chile, limón y sal y en un cóctel de frutas. Yo generalmente la compro, la pelo inmediatamente, la pico en cubos y la guardo en mi refrigerador. Con eso ahorro tiempo a la hora de preparar la comida, y con sólo un abrir y cerrar del refrigerador puedo ofrecerla como snack a mis hijos. Una manera divertida y deliciosa de comerla es en brochetas. Y lo mejor de todo es que tus hijos pueden ayudarte a prepararlas: pueden decidir con qué otras frutas combinarla o que dip usar. Aquí te cuento cómo hicimos las nuestras.

Evalúa y Comenta

Silvia Martinez Silvia Martinez
October 15, 2015

Sólo de pensar en la palabra sandía, se me hace agua a la boca. La sandía es una de nuestras frutas favoritas en casa, la podemos comer en el desayuno, almuerzo y cena, o como un refrescante snack. También nos gusta agregar sandía en ensaladas, aguas frescas, con chile, limón y sal y en un cóctel de frutas. Yo generalmente la compro, la pelo inmediatamente, la pico en cubos y la guardo en mi refrigerador. Con eso ahorro tiempo a la hora de preparar la comida, y con sólo un abrir y cerrar del refrigerador puedo ofrecerla como snack a mis hijos. Una manera divertida y deliciosa de comerla es en brochetas. Y lo mejor de todo es que tus hijos pueden ayudarte a prepararlas: pueden decidir con qué otras frutas combinarla o que dip usar. Aquí te cuento cómo hicimos las nuestras.