Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    2
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    1
  • WhatsApp
  • Imprimir
    0

Bolitas de Mantequilla de Maní

  • Prep 15 min
  • Total 45 min
  • Ingredientes 7
  • Porciones 24

Ingredientes

1/2
taza de mantequilla de maní
1/2
taza de azúcar en polvo
1/4
taza de leche
1
cucharadita de vainilla
1
taza de Fiber One™ Protein
1
taza de chocolate picado (o chispas de chocolate)
Grageas
plateadas para decorar (nonpareils)

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Guarda en latas, separando las capas con hojas de papel manteca.

Las chispas pueden ser de butterscotch para agregarles otra capa de sabor.

Usa cualquier color de chocolate que te guste: blanco, de leche u oscuro.

Puedes usar mantequilla de almendras en vez de la mantequilla de maní.

Esta es una receta perfecta para hacerla con los niños, pues es fácil, rica, y no necesita cocción. Y es una manera buenísima de incorporar cereal en la dieta de los pequeños. Yo uso Fiber One™ Protein, en cualquiera de sus presentaciones, para dar a estas bolitas esa textura crocante que me encanta. Hace años leí que las comidas crujientes son relajantes, y debe ser por eso que a todos nos gusta picar constantemente todo lo que tenga esa textura riquísima. Estas bolitas son cremosas y dulces, además se ven muy lindas cuando las pones en pirotines (cupcake liners). Las puedes servir cuando vengan amiguitos de tus hijos a jugar, o en un día de camping. Como salen bastantes, las puedes tener en el refrigerador, bien tapadas, hasta el momento de servirlas. Cuando las hagas, cuéntame qué te parecieron.

Instrucciones

  • 1 Forra una bandeja con papel manteca.
  • 2 En un recipiente combina la mantequilla de maní, el azúcar, la leche y la esencia de vainilla. Mezcla bien con una espátula o cuchara de madera.
  • 3 Incorpora el cereal y el chocolate picado.
  • 4 Vierte la preparación de a cucharaditas sobre una bandeja y refrigera unos minutos. Cuando esté fría, arma pelotas con las palmas de las manos y colócalas en pirotines pequeñitos (cupcake liners).
  • 5 Decora cada bolita con una gragea plateada.
  • 6 Sirve y ¡a disfrutar!

Esta es una receta perfecta para hacerla con los niños, pues es fácil, rica, y no necesita cocción. Y es una manera buenísima de incorporar cereal en la dieta de los pequeños. Yo uso Fiber One™ Protein, en cualquiera de sus presentaciones, para dar a estas bolitas esa textura crocante que me encanta. Hace años leí que las comidas crujientes son relajantes, y debe ser por eso que a todos nos gusta picar constantemente todo lo que tenga esa textura riquísima. Estas bolitas son cremosas y dulces, además se ven muy lindas cuando las pones en pirotines (cupcake liners). Las puedes servir cuando vengan amiguitos de tus hijos a jugar, o en un día de camping. Como salen bastantes, las puedes tener en el refrigerador, bien tapadas, hasta el momento de servirlas. Cuando las hagas, cuéntame qué te parecieron.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 12, 2015

Esta es una receta perfecta para hacerla con los niños, pues es fácil, rica, y no necesita cocción. Y es una manera buenísima de incorporar cereal en la dieta de los pequeños. Yo uso Fiber One™ Protein, en cualquiera de sus presentaciones, para dar a estas bolitas esa textura crocante que me encanta. Hace años leí que las comidas crujientes son relajantes, y debe ser por eso que a todos nos gusta picar constantemente todo lo que tenga esa textura riquísima. Estas bolitas son cremosas y dulces, además se ven muy lindas cuando las pones en pirotines (cupcake liners). Las puedes servir cuando vengan amiguitos de tus hijos a jugar, o en un día de camping. Como salen bastantes, las puedes tener en el refrigerador, bien tapadas, hasta el momento de servirlas. Cuando las hagas, cuéntame qué te parecieron.