Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    11
  • Pinterest
    13
  • Guardar
    13
  • WhatsApp
  • Imprimir
    19

Baleadas

  • Prep 20 min
  • Total 30 min
  • Ingredientes 9
  • Porciones 3

Ingredientes

6
tortillas de trigo
3
tazas de frijoles cocidos
1/2
taza de aceite, dividida
1/2
cebolla picada
1
diente de ajo, picado
Sal
y pimienta
6
huevos
1
aguacate
1/2
taza de queso rallado

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Si tienes pollo al horno, deshilacha un poco y agrega encima de los frijoles.

Una ensaladita de tomates y repollo, ¡te quedará buenísima!

Sirve salsa picante para que los comensales se sirvan a su gusto.

Cuando pienso en Honduras recuerdo los desayunos con baleadas. Frijoles refritos envueltos en tortillas de harina, huevos revueltos, aguacate y queso rallado. Esto es comida casera en su mejor expresión: tan rica y tan reconfortante. Alguna vez probé unas que tenían pollo deshilachado. Otras veces las ví con una ensaladita de repollo y tomate al costado. Pero las clásicas son estas; así de sencillas y así de sabrosas. Si eres latino, es muy probable que con cierta frecuencia –o mejor dicho, siempre– tengas frijoles cocidos en tu casa. Puedes usar los enlatados por ser muy convenientes y los puedes tener listos en unos pocos minutos. Entonces solo tienes que preparar unos huevos revueltos, calentar rápidamente las tortillas para que estén suaves, y ¡listo! Cuando las hagas nos escribes para contarnos cómo te salieron. ¡Buen provecho!

Instrucciones

  • 1 En una sartén calienta la mitad del aceite caliente a fuego medio. Agrega y fríe la cebolla y el ajo hasta que estén comenzando a dorar.
  • 2 Agrega los frijoles y fríe mientras aplastas con una cuchara de madera para que te queden como frijoles refritos. Sazona con sal y pimienta.
  • 3 Combina los huevos en un tazón. Agrega sal. En otra sartén calienta el resto del aceite. Añade los huevos y cocina a fuego bajo para hacer huevos revueltos.
  • 4 En cada tortilla pon una porción de frijoles fritos. Encima una porción de huevos. Acomoda sobre esto unas tajadas de aguacate y agrega sal y pimienta. Rocía con queso rallado. Dobla las tortillas por la mitad y sirve enseguida.

Cuando pienso en Honduras recuerdo los desayunos con baleadas. Frijoles refritos envueltos en tortillas de harina, huevos revueltos, aguacate y queso rallado. Esto es comida casera en su mejor expresión: tan rica y tan reconfortante. Alguna vez probé unas que tenían pollo deshilachado. Otras veces las ví con una ensaladita de repollo y tomate al costado. Pero las clásicas son estas; así de sencillas y así de sabrosas. Si eres latino, es muy probable que con cierta frecuencia –o mejor dicho, siempre– tengas frijoles cocidos en tu casa. Puedes usar los enlatados por ser muy convenientes y los puedes tener listos en unos pocos minutos. Entonces solo tienes que preparar unos huevos revueltos, calentar rápidamente las tortillas para que estén suaves, y ¡listo! Cuando las hagas nos escribes para contarnos cómo te salieron. ¡Buen provecho!

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 15, 2015

Cuando pienso en Honduras recuerdo los desayunos con baleadas. Frijoles refritos envueltos en tortillas de harina, huevos revueltos, aguacate y queso rallado. Esto es comida casera en su mejor expresión: tan rica y tan reconfortante. Alguna vez probé unas que tenían pollo deshilachado. Otras veces las ví con una ensaladita de repollo y tomate al costado. Pero las clásicas son estas; así de sencillas y así de sabrosas. Si eres latino, es muy probable que con cierta frecuencia –o mejor dicho, siempre– tengas frijoles cocidos en tu casa. Puedes usar los enlatados por ser muy convenientes y los puedes tener listos en unos pocos minutos. Entonces solo tienes que preparar unos huevos revueltos, calentar rápidamente las tortillas para que estén suaves, y ¡listo! Cuando las hagas nos escribes para contarnos cómo te salieron. ¡Buen provecho!