Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    10
  • Pinterest
    6
  • Guardar
    2
  • WhatsApp
  • Imprimir
    5

Arroz Arvejado

  • Prep 15 min
  • Total 35 min
  • Ingredientes 6
  • Porciones 4

Ingredientes

1/4
taza aceite vegetal
1
cucharada de ajo, molido
2
tazas de arvejas cocidas (green peas)
2
tazas de arroz blanco de grano largo
Sal
al gusto
3 1/2
tazas de agua

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Esta receta se puede duplicar o triplicar. Tenga siempre en cuenta que debe usar la misma cantidad de arroz y de arvejas. Una tercera parte de estas se deja entera para dar textura y belleza al plato.

Lambayeque, en el norte de Perú, es un lugar lleno de historia, apacible, agrícola, y que tiene una de las mejores comidas del país. Dicen los lugareños que la calidad de sus productos se debe a las características propias del suelo, y que sus vegetales, hierbas aromáticas y frutos son extraordinarios. Este arroz arvejado es muy típico de la región y es un homenaje a las arvejitas (green peas) frescas, abundantes y deliciosas. Definitivamente es un plato casero, la guarnición perfecta para los famosos guisos lambayecanos, para los sudados de pescado o los secos de cabrito. Acompaña también la cecina típica de la zona. En Perú las arvejitas se cosechan más maduras que en otros países, por lo tanto requieren de un tiempo más largo de cocción.

Instrucciones

  • 1 Combina en una ollita mediana a fuego medio el aceite vegetal y el ajo. Deja que calienten y que el ajo comience a soltar su fragancia y a tomar un ligero color dorado.
  • 2 Agrega 1 taza de arvejitas y ayudándote con una cuchara de madera, revuelve todo y aplasta las arvejas para deshacerlas. Tiene que verse como un puré.
  • 3 Agrega el arroz, revuelve bien y añade sal al gusto y 3 1/2 tazas de agua hirviendo. Deja que rompa hervor, incorpora el resto de las arvejas enteras, tapa bien la olla y baja el fuego al mínimo. Cocina por 20 minutos sin destapar.
  • 4 Luego de ese tiempo retira la tapa, revuelve el arroz con un trinche (tenedor largo de cocina) y tapa de nuevo. Apaga el fuego y deja reposar 5 minutos más.
  • 5 Sirve inmediatamente como guarnición.

Lambayeque, en el norte de Perú, es un lugar lleno de historia, apacible, agrícola, y que tiene una de las mejores comidas del país. Dicen los lugareños que la calidad de sus productos se debe a las características propias del suelo, y que sus vegetales, hierbas aromáticas y frutos son extraordinarios. Este arroz arvejado es muy típico de la región y es un homenaje a las arvejitas (green peas) frescas, abundantes y deliciosas. Definitivamente es un plato casero, la guarnición perfecta para los famosos guisos lambayecanos, para los sudados de pescado o los secos de cabrito. Acompaña también la cecina típica de la zona. En Perú las arvejitas se cosechan más maduras que en otros países, por lo tanto requieren de un tiempo más largo de cocción.

Evalúa y Comenta

Morena Cuadra Morena Cuadra
October 8, 2015

Lambayeque, en el norte de Perú, es un lugar lleno de historia, apacible, agrícola, y que tiene una de las mejores comidas del país. Dicen los lugareños que la calidad de sus productos se debe a las características propias del suelo, y que sus vegetales, hierbas aromáticas y frutos son extraordinarios. Este arroz arvejado es muy típico de la región y es un homenaje a las arvejitas (green peas) frescas, abundantes y deliciosas. Definitivamente es un plato casero, la guarnición perfecta para los famosos guisos lambayecanos, para los sudados de pescado o los secos de cabrito. Acompaña también la cecina típica de la zona. En Perú las arvejitas se cosechan más maduras que en otros países, por lo tanto requieren de un tiempo más largo de cocción.