Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

View in English
  • Facebook
    11
  • Pinterest
    6
  • Guardar
    7
  • WhatsApp
  • Imprimir
    15

Albóndigas de Pavo y Quinoa

  • Prep 10 min
  • Total 1 hr 30 min
  • Ingredientes 11
  • Porciones 24

Ingredientes

1/2
taza quinoa
1
taza de agua
1/2
libra de carne molida de pavo
1/2
taza de cebolla blanca picada finamente
1
huevo
1/2
cucharadita de sal
1/2
cucharadita de tomillo seco
1/2
cucharadita de ajo en polvo
1/4
cucharadita de pimienta
1
cucharada sopera de perejil seco
1/2
de panko o galleta molida

Información Nutricional

INFORMACIÓN NUTRICIONAL POR PORCIÓN

Porción: 1 porción
% Valor Diario
% Valor Diario*:
Intercambios:
Free
*Valores diarios basados en una dieta de 2,000 calorías.
No hay información nutricional disponible para esta receta

Consejos de expertos

Puedes hacer doble cantidad y congelarlas para una comida posterior.

Puedes además servirlas con salsa marinara o pesto.

La quinoa ha ganado mucha popularidad últimamente. Considerada “la madre de todos los granos” por los incas, esta semilla es muy versátil ya que se puede combinar con muchos alimentos tanto dulces como salados. Una amiga me presentó la quinoa hace un par de años y desde entonces siempre procuro tener una bolsa en mi alacena. Las albóndigas con quinoa son muy fáciles de hacer y un alimento completo para tu cena, sólo necesitas agregar una ensalada y algo de fruta y tendrás a tu familia contenta. También puedes prepararlas y dárselas a tus hijos para el almuerzo en la escuela, por ejemplo. Saben muy ricas calientitas o frías con un aderezo. Mi hijo de 6 años se comió como 5 de un jalón cuando las terminé de hacer. Mi plan es hacer doble cantidad la próxima vez y reservar algunas para su almuerzo. ¡Espero que te gusten!

Instrucciones

  • 1 Lava los granos de quinoa muy bien, dos o tres veces.
  • 2 Pon el agua a hervir sobre fuego alto, cuando suelte el hervor, agrega la media taza de quinoa, baja la temperatura, tapa la olla y deja cocer hasta que el agua se haya evaporado, aproximadamente 13 minutos. Cuando esté lista, retira del fuego. con un tenedor revuelve los granos, tapa nuevamente y deja reposar por 15 minutos.
  • 3 Mientras tanto combina la carne molida de pavo, la cebolla, el huevo, sal, tomillo seco, ajo en polvo, pimienta, y perejil y revuelve muy bien hasta que todos los ingredientes se haya integrado. Tapa y pon en el refrigerador mientras los granos de quinoa reposan.
  • 4 Precalienta el horno a 450°F. Toma una charola para hornear y cubre con papel encerado o parchment.
  • 5 Después de los 15 minutos, saca la mezcla de la carne molida del refrigerador, añade los granos de quinoa y la media taza de panko o pan molido. Revuelve hasta que todo se haya integrado muy bien.
  • 6 Forma pequeñas albóndigas de aproximadamente 1 pulgada de diámetro y colócalas en la charola para hornear. Hornea por 30 minutos, pero revísalas alrededor de los 20 minutos en caso de que necesites voltearlas para que se doren por todos los lados.
  • 7 Sírvelas con tu salsa favorita, o con algún dip.

La quinoa ha ganado mucha popularidad últimamente. Considerada “la madre de todos los granos” por los incas, esta semilla es muy versátil ya que se puede combinar con muchos alimentos tanto dulces como salados. Una amiga me presentó la quinoa hace un par de años y desde entonces siempre procuro tener una bolsa en mi alacena. Las albóndigas con quinoa son muy fáciles de hacer y un alimento completo para tu cena, sólo necesitas agregar una ensalada y algo de fruta y tendrás a tu familia contenta. También puedes prepararlas y dárselas a tus hijos para el almuerzo en la escuela, por ejemplo. Saben muy ricas calientitas o frías con un aderezo. Mi hijo de 6 años se comió como 5 de un jalón cuando las terminé de hacer. Mi plan es hacer doble cantidad la próxima vez y reservar algunas para su almuerzo. ¡Espero que te gusten!

Evalúa y Comenta

Silvia Martinez Silvia Martinez
March 31, 2016

La quinoa ha ganado mucha popularidad últimamente. Considerada “la madre de todos los granos” por los incas, esta semilla es muy versátil ya que se puede combinar con muchos alimentos tanto dulces como salados. Una amiga me presentó la quinoa hace un par de años y desde entonces siempre procuro tener una bolsa en mi alacena. Las albóndigas con quinoa son muy fáciles de hacer y un alimento completo para tu cena, sólo necesitas agregar una ensalada y algo de fruta y tendrás a tu familia contenta. También puedes prepararlas y dárselas a tus hijos para el almuerzo en la escuela, por ejemplo. Saben muy ricas calientitas o frías con un aderezo. Mi hijo de 6 años se comió como 5 de un jalón cuando las terminé de hacer. Mi plan es hacer doble cantidad la próxima vez y reservar algunas para su almuerzo. ¡Espero que te gusten!