Ricos Chiles Frescos - Tips Como Asar un Buen Chile Fresco | QueRicaVida.com
Tips para Asar Chiles Frescos y Secos Correctamente

Muchas recetas latinas requieren que los chiles estén asados para facilitar su manejo y preparación. Un ejemplo son los chiles rellenos, que necesitan estar suaves para poder ser rellenados con el guiso preferido.

El asar los chiles también ayuda a extraer el delicioso sabor y aroma de los mismos, permitiendo que las recetas queden mucho más sabrosas. Puedes asar chiles frescos o secos, y aquí te voy a enseñar algunos trucos facilísimos de hacer.

• La forma más sencilla de asar los chiles es en una parrilla, sobre el comal o en el horno. Si usas chiles secos asegúrate de limpiar muy bien su superficie antes de asarlos, con una toalla húmeda. Si son frescos solo lávalos muy bien.

• Es muy importante que el horno o la superficie donde ases los chiles esté extremadamente caliente.

• Para asar los chiles colócalos sobre la parrilla. Debes tostar los chiles pero no dejar que se quemen, porque de lo contrario tomarán un sabor amargo. Algunas recetas sí necesitan que los chiles estén muy quemados porque el sabor es más intenso, ahumado; así es que te recomiendo que leas muy bien la receta para saber si los debes tostar o quemar.

• Cuando vayas a asar chiles frescos como los poblanos, tienes que retirarlos de la lumbre cuando adquieran un color negro y luego colocarlos en una bolsa plástica con cierre hermético. Déjalos reposar por aproximadamente 10 minutos y luego retírales la piel con un cuchillo fino, sumergiéndolos en agua o con tus propias manos. La piel se desprenderá solita. Luego puedes desvenar y retirar las semillas.

• Los chiles secos se pueden asar enteros o partidos a la mitad, dependiendo de la receta que estés preparando. Pero te recomiendo que los desvenes y les retires las semillas antes de asarlos, porque de lo contrario quedarán muy picosos.

• Es muy importante que siempre uses guantes cuando trabajas con chiles, porque su picor puede lastimar tu piel. Lávate muy bien las manos después de manipularlos y evita el contacto con los ojos.

• Cuando quieras asar chiles en el horno, eleva la temperatura a 400 grados y coloca los chiles en una bandeja o charola de hornear, donde no puedan rosarse entre sí. Ásalos por aproximadamente 8 minutos, dependiendo del tipo de chile, volteándolos constantemente. Si asas chiles frescos, después usa el mismo procedimiento de introducirlos en una bolsa con cierre hermético para que el sudor los termine de cocer y desprenda su piel.

Para retirar la piel de los chiles también puedes usar la técnica de hervirlos en agua o escalfarlos en aceite, pero el asarlos es un método mucho más saludable, que aumenta su sabor y aroma.

Publicado en: Recetas y Cocina, Trucos y Consejos de Cocina

También te puede interesar...

Video Destacado
  • Tips de Cocina: Cómo Preparar Ceviche

    Tips de Cocina: Cómo Preparar Ceviche

    Nota Aclaratoria: El comer pescados y mariscos crudos o “cocidos en ácido” tiene un mayor riesgo alimenticio que consumir productos propiamente cocinados. Asegúrate de comprar pescados y mariscos de una fuente confiable cuando hagas ceviche en casa. El ceviche…

Publicidad


Publicidad