Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Ensalada y tupperware

Antes de Tirar las Sobras, ¡Piénsalo Dos Veces!

By Elvira de las Casas, May 26, 2015
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Cuando limpiamos el refrigerador y encontramos restos de alimentos que han quedado olvidados, quizás lo primero que se nos ocurre hacer es tirarlos. La próxima vez, piénsalo dos veces antes de lanzarlos al cesto de la basura, ¡pues pueden ser muy útiles!

Por ejemplo, tal vez el yogur que te ha sobrado no alcanza para un desayuno, pero puede servir para aliñar unas verduras, o preparar un yogur casero. ¿Mi forma de preparar yogur casero? Calienta 2 tazas de leche. Cuando vaya a romper el hervor, apaga el fuego y deja enfriar; añade 1/2 cucharada de azúcar y 1/2 vaso de yogur natural. Mezcla bien y deja reposar 12 horas en un recipiente tapado, revolviendo ocasionalmente.

Si te queda un poquito de leche en el refrigerador, pero no suficiente para llenar un vaso, agrégala a unos huevos batidos. Con esa mezcla prepara una tortilla súper esponjosa. También puedes calentarla bien y añadirla a unas papas cocidas y aplastadas con el tenedor, para obtener un puré digno del mejor restaurante.

Las sobras de queso que van quedando en el refrigerador, endurecidas y resecas, tampoco tienen por qué ir a parar al basurero. Procésalas en la batidora con un poquito de crema de leche o leche y mantequilla. Así tendrás un dip delicioso para acompañar verduras o chips de tortilla. Añádele nueces o trocitos de apio. ¡Te va a encantar!

¿Te gustan las tostadas con Nutella en el desayuno? Pues no te desanimes si apenas te queda un poco. Llena el frasco con leche caliente, tápalo y agítalo para saborear un chocolate exquisito. Raspa con una cuchara las paredes y el fondo del recipiente para aprovecharlo al máximo.

Por último, nunca deseches los restos de vino que quedan en la botella después de cenar. Puedes conservarlo congelado en una cubeta, y añadir los cubitos a tus guisos. También puedes usarlos para hacer una salsa de acompañamiento para carnes: hierve el vino tinto con cáscara de naranja, azúcar, canela y clavos de olor hasta que espese. Si es vino blanco, entonces mézclalo con azúcar y una vaina de vainilla, y hierve a fuego medio. ¡Esta salsa es perfecta para preparar postres!

Ahora están listos para ahorrar más en la cocina y aprovechar estos ingredientes hasta la última cucharada.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario