Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
chopped frozen vegetables

Tips para Congelar la Comida y no Morir en el Intento

By Elvira de las Casas, January 22, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Congelar la comida resulta la forma más inteligente de ahorrar en la cocina. En la vida moderna le echamos mano constantemente a la comida conservada en el congelador, por lo que ni siquiera podríamos imaginarnos cómo sería cocinar sin disponer de una nevera.

Yo nunca me complico durante la semana ablandando frijoles, y eso que me crié en Cuba, donde no se concibe una buena comida sin un plato de frijoles negros o colorados. Lo que yo hago es que cocino una olla grande de frijoles el domingo, los dejo refrescar y congelo porciones individuales en recipientes de plástico. Así, cuando llega el momento de comer, solamente tengo que recurrir a ese otro gran aliado de las personas que cocinan: el microondas, calentar unos minutos ¡y listo!

Sin embargo, aunque congelar la comida parece ser facilísimo, se deben seguir algunos pasos para evitar pequeños desastres.

Lo primero, es disponer de los recipientes adecuados, en los que quepan raciones pequeñas. Las raciones de menor tamaño se descongelan antes que las grandes, y se trata de ahorrar tiempo. Lo óptimo sería etiquetarlos para saber qué contienen sin tener que abrirlos, pero también se pueden diferenciar por el color.

Los alimentos más fáciles de congelar son los caldos, los guisos y las legumbres, pero casi todo se puede conservar congelado, desde las carnes y el pescado hasta las frutas, verduras y hierbas aromáticas. Las excepciones son las papas, la pasta y todos los alimentos ricos en carbohidratos porque se fermentan con rapidez. Sin embargo, la masa para hacer pan, pizza y lasaña se puede congelar cruda. La leche tampoco se puede congelar porque se corta, ni el queso curado, porque se desmenuza; ni los huevos cocidos, porque adquieren una textura desagradable.

La experiencia me ha enseñado algunos trucos para dominar el “arte” de congelar la comida. Las verduras, las limpio y las paso por agua hirviendo antes de meterlas en el congelador, y me duran semanas. Las frutas, las guardo en almíbar. Las carnes, las limpio retirándoles la grasa y la piel. Tanto la carne como el pescado los guardo envueltos en papel de aluminio.

Prueba estos tips pero, sobre todo, usa el sentido común: los líquidos se expanden con la congelación, déjales espacio suficiente en el envase. Y no congeles bebidas con gas, porque explotan en la nevera.

Cada persona tiene sus propios tips para congelar la comida, ¿cuáles son los tuyos?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario