Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Blue sky scrapers in a sunny day

Finca Urbana: Lo Mejor de Dos Mundos

By Bea Osorio, February 24, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

No es ciencia ficción. En unos 30 o 40 años, el campo y la arquitectura moderna se podrían fusionar en un solo lugar. Imaginen un bello edificio cosmopolita, convertido en un espacio ecológico acondicionado para el cultivo de alimentos. Hoy la finca urbana es una fantasía lejana, pero mañana puede ser una bonita realidad.

Algunos pensaron que se le había aflojado un tornillo al arquitecto belga Vincent Callebaut cuando presentó la fantástica propuesta de una finca urbana completamente auto-suficiente. Un enorme edificio de 132 pisos llamado Dragonfly donde cada piso está diseñado para un tipo de cría y cultivo de alimentos. Carnes, lácteos, frutas, granos y vegetales. Este visionario propone un espacio independiente, una especie de “organismo vivo”. Su misión es inventar nuevas maneras de tener un futuro más saludable y feliz donde las personas puedan vivir en armonía con el ambiente.

De hecho, cuando Vincent presentó este proyecto en China, los arquitectos se mostraron súper interesados. Y es que muy cerca de ahí, en Tokio, ya existe un proyecto muy parecido llamado “Pasona Urban Farm”. Esto es una de las cosas más increíbles que he visto, aunque solo por fotografías y videos. Pero cuando vaya a Japón sin duda lo visitaré.

Se trata de un bello edificio de oficinas donde los pasillos y las salas tienen campos de arroz con lámparas especiales. Además, hay una cafetería con hierbas en las paredes que puedes usar tú mismo a la hora del té o del almuerzo. Los pasillos de las salas de conferencias y los puestos de trabajo están decorados con manzanos y otros árboles frutales. Así, puedes tomar de las plantas una rica merienda para darte un break durante la jornada laboral. Por fuera, la fachada desborda de verde. Además, ninguno de los productos que ahí se dan tiene pesticidas pues son cultivados en sitios cerrados, o sea que son 100% orgánicos.

Esta ultra moderna estructura de Eco Oficinas tiene otros beneficios como el aumento de la productividad en las personas y la creación de fuentes de trabajo para los agricultores. La finca urbana es como un sueño hecho realidad, donde se mezclan los aromas naturales del campo y las bondades de la vida en las grandes ciudades. ¡Yo me anoto! ¿y tú?

popped Bea Osorio
Nací en Caracas y veo a mi ciudad como una colorida maqueta de pequeñas nacionalidades. En el centro pasé mi infancia entre las vitrinas de la pastelería italiana, el aroma colgante de la charcutería española y el aceite hirviendo de las sartenes criollas. Es difícil saber dónde se origina la receta de una abuela venezolana. En mi caso, puede ser del frío fronterizo de mi sangre colombiana o el calor de la goajira costeña. Hoy desde Los Angeles, otro prisma también construido de mezclas indescifrables, los invito a sentarnos en una mesa a disfrutar y hablar de comida, mi ritual preferido.

Comentario