Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Invita a tu Hijo a Ayudarte en la Cocina

Invita a tu Hijo a Ayudarte en la Cocina

By Elvira de las Casas, January 03, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Invita a tu hijo a ayudarte en la cocina, haciendo tareas adecuadas a su edad y nivel de destrezas, para que se divierta, no se aburra y sienta que te está ayudando realmente.

Yo no tengo memoria de cuándo comencé a preparar recetas en la cocina. Empecé haciendo dulces, y curiosamente recuerdo que era mi abuelo quien me ayudaba a encender el horno, y a meter y sacar la bandeja de hornear para evitar que me fuera a quemar. Al parecer, mi abuela consideraba que yo era demasiado joven para experimentar con cakes y pudines y no me apoyaba, mientras que mi abuelo sí lo veía con buenos ojos y era el primero que probaba mis “obras de arte”. Sabe Dios cuántas panetelas duras o medio crudas habrá probado, el pobre, para no desanimarme.

El caso es que nada ayuda más a los niños a asumir responsabilidades que hacer tareas en el hogar. El secreto está en asignarles actividades de acuerdo con su edad para que puedan sentirse útiles.

A los tres o cuatro años, cualquier niño puede lavar las frutas y las verduras, mezclar ingredientes, abrir paquetes y pelar huevos duros; entre los cinco y los seis años ya se les puede pedir que decoren los platos de comida, pongan la mesa y midan los ingredientes. Hasta los 12 años pueden ayudar a moldear galletas, batir ingredientes, usar el microondas y preparar recetas simples, y a partir de los 13 ya pueden hacer recetas más complicadas sin mucha supervisión.

Invita a tu hijo a que lea las recetas, mida los ingredientes o duplique las cantidades cuando el caso lo requiera. De esa forma estará aplicando lo aprendido en la escuela como si estuviera jugando, y las habilidades que adquiera de esa forma le servirán para toda la vida. Lo digo por experiencia: nunca he olvidado los postres que yo preparaba con mi abuelo, y solo ahora me doy cuenta que él era quien los hacía con mi ayuda, y no a la inversa.

¿Tus hijos te ayudan en la cocina? Si es así, no dejes de contarme tu experiencia. Podría ser muy útil para todas las personas que nos leen.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario