Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Nopales en Mi Cocina

Nopales en Mi Cocina

By Leslie Limon, September 13, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los nopales son uno de los ingredientes más emblemáticos de la cocina mexicana. Desde que tengo memoria, los nopales han formado parte de nuestra alimentación diaria. Mis abuelitos siempre tenían varios frascos de nopales en conserva en la alacena, y una en el refrigerador (en aquel entonces los supermercados aun no vendían nopales frescos).

Para mi abuelito, que era originario del estado de Chihuahua, los nopales le recordaban a su infancia en México y decía que nunca deberían faltar en la mesa porque eran muy saludables. No había comida con la que no acompañara sus nopales; ya sea para el desayuno, el almuerzo o la cena.

Aunque no dudo que mis abuelitos preparaban unos deliciosos guisos con nopales, a mi no me gustaban los nopales. No quería ni verlos, y mucho menos probarlos. Se me hacia que eran una de esas comidas exóticas que solo les gustaba a la gente mayor, como mis abuelitos. No importaba cuántas veces mi abuelita tratara de convencerme de lo contrario, yo estaba segura de que los nopales nunca me iban a gustar.

Al casarme con mi actual esposo, que también es mexicano, los nopales seguían formando parte de mi cocina. A mi esposo le encantaban y yo, como buena esposa, no se los podía negar, así que le preparaba sus nopalitos unas 2 veces por semana. Pero solo para él. Yo seguía sin probarlos.

Para ese entonces ya empezaban a aparecer nopales frescos en los supermercados. Recuerdo que mi suegra nos enseñó a preparar nopales frescos en su primera visita a los Estados Unidos. Tengo que admitir que los nopales frescos que preparó mi suegra se veían mucho más ricos que las que comprábamos en conserva, pero aun así me seguían sin gustar.

No fue hasta que nos mudamos a México que cambié de opinión. Mi suegra compraba una bolsita de medio kilo de nopales tiernos casi todos los días. A veces los cocía para un guiso o para una ensalada, pero también se los comía crudos. Recuerdo que se preparaba un licuado todas las mañanas con nopales.

Al ver que mis suegros, mi marido y hasta mis dos hijos se comían los nopales recién cocidos con un gusto, decidí probarlos. Su rico sabor me sorprendió y desde entonces empezó mi amor por los nopales.

Además de ser una buena fuente de vitaminas y minerales, los nopales son muy versátiles. Son deliciosos en el desayuno con huevo. Puedes hacer una rica ensalada de nopales para acompañar tus platillos favoritos en el almuerzo o cena. Los puedes agregar a caldos y moles. Y hasta los puedes asar en la parilla junto con tu carne asada o hamburguesas.

Hoy en día preparo nopales casi a diario, y no solo porque a mi familia le encantan. A mí también me fascinan y siempre me robo unos nopalitos para ir comiendo mientras los cocino.

Ahora cuéntame, ¿tú ya has probado los nopales?

popped Leslie Limon
Soy esposa, madre de cuatro hijos y una diosa doméstica. Mi pasión por la cocina comenzó cuando era pequeña, mirando (y ayudando) a mis abuelos cocinar deliciosos platos caseros mexicanos. Nos mudamos desde el sur de California a la ciudad natal de mi marido en Jalisco, México hace 12 años. Aquí es donde mi suegra me enseñó cómo hacer platos tradicionales de Los Altos de Jalisco. Tengo un blog llamado "La Cocina de Leslie", que no sólo es un lugar para compartir mis recetas y anécdotas de la familia, sino también una celebración de la rica cultura y las tradiciones de México.

Comentario