Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
family at the dinner table

Comer en Familia: una Tradición Beneficiosa

By Migdalis Pérez, October 23, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Hay quienes creen que comer en familia es “cosa de viejos”; que lo normal es que cada quien coma por su lado, en el momento que quiera, y que solo en fechas especiales la familia debe reunirse en torno a la mesa. ¿Te suena este escenario? Estoy segura de que sí. Porque si hay una cosa cierta, es que la costumbre de comer juntos está casi en desuso.

Como habrás escuchado, quienes han hecho a un lado este buen hábito se excusan bajo argumentos como: “nuestros horarios no coinciden”, “los niños prefieren ver televisión mientras comen”o”a nosotros nos da lo mismo”. Sin darse cuenta, claro está, de todas las cosas buenas que están perdiendo.

No sé si coincidirás conmigo, pero creo que las costumbres heredadas de nuestros padres tienen mucho que ver en esto. En mi casa, por ejemplo, siempre comemos en familia porque eso es lo que aprendí desde pequeña. Aún me parece escuchar a mi madre llamándonos a todos “a la meeeeesa”.

Aparte de ser una tradición muy bonita, comer juntos nos permite conversar al tiempo que disfrutamos del almuerzo o la cena: es un paréntesis para acercarnos, un motivo para reunirnos. ¡Y cómo lo aprovechamos! La verdad es que nos hace mucho bien. Porque comer en familia tiene innumerables ventajas. ¿Qué tal si las repasamos?

En primer lugar, transmite buenos hábitos a los niños. Es decir, fomenta su participación en las comidas, contribuye a mejorar sus modales en la mesa, los aleja de la fast food, mejora su comunicación con el resto de la familia y, lógicamente, les inculca a seguir la propia costumbre de comer juntos. Importante, ¿verdad?

En segundo lugar, propicia la conexión con nuestros familiares. Sí, eso mismo. Ten presente que no sólo los pequeños necesitan establecer un nexo más cercano con sus seres queridos. Nosotros, los adultos, también requerimos pasar tiempo de calidad con quienes amamos. ¿Y qué mejor momento que mientras comemos?

En tercer lugar, evita malos hábitos. O sea, sentarnos todos a la mesa (sea en el desayuno, el almuerzo, la cena o, incluso, la merienda) no sólo nos permite disfrutar de los beneficios ya mencionados, sino que también nos aparta por un rato de los “ladrones de momentos”, esto es, la computadora, la televisión o el teléfono celular.

Y tú, ¿eres de comer en familia o no? ¿Te parece una tradición digna de seguir?

popped Migdalis Pérez
Aunque mi familia dice "comes como un pajarito" porque prefiero porciones más pequeñas, me encanta cocinar, descubrir nuevos sabores, y experimentar con recetas exóticas. Disfruto de programas de cocina y siempre estoy en la búsqueda de cualquier sugerencia o truco para ayudarme a mejorar mis habilidades culinarias. También me gusta sorprender a mis seres queridos con nuevos platos, volver a conectar con ciertos alimentos de mi infancia (los que nunca se olvidan), visitar nuevos restaurantes, y explorar la gastronomía de otros países. Soy periodista, cubana, y vivo en Miami donde me dedico por completo a la escritura. No dudes en visitar mi proyecto personal en revistacatalejo.com

revistacatalejo.com

Comentario