Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
empanadas served on a wooden tray

Empanadas en Latinoamérica, ¡una Rica Variedad!

By Katia Ramírez Blankley, April 09, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Uno de los recuerdos más gratos de mi niñez es cuando iba con mis abuelos a la playa. Nos transportábamos en tren y en el trayecto, que duraba aproximadamente 4 horas, me daba el gusto de comer cuanto bocadillo o golosina me ofrecían.

Recuerdo que en cada una de las estaciones donde paraba el tren se subían decenas de señoras, a veces tan jovencitas que podían ser niñas, cargando canastos repletos de empanadas. “Llévelas, llévelas”, gritaban… “Hay de papa, de queso y de frijol”. Desde entonces me encantan las empanadas.

En Latinoamérica se elaboran empanadas de diferentes formas y sabores; hay dulces y saladas, cocidas al horno o fritas en aceite muy caliente. Se dice que su nombre proviene de envolver el relleno en una masa de pan.

En México, por ejemplo, las hacen con masa de harina de trigo o de maíz. A las de maíz las llaman “quesadillas” y generalmente las cocinan en aceite caliente, mientras que las de harina, las hacen generalmente con una pasta hojaldrada que llevan al horno.

Los rellenos y los nombres varían de estado en estado. En Hidalgo les dicen “pastes”, en Nuevo León, “turcos” y al sur del país, “volovanes”. En Baja California también hacen unas empanadas pequeñitas, rellenas de pasta de frutas, que llaman “empanadillas”.

Otro país que es famoso por sus empanadas es Argentina. ¿Quién no ha probado unas deliciosas empanadas de carne mientras espera que se cocine el asado?

En Argentina las rellenan con atún, con pollo, con espinaca y queso, con jamón y queso, y con choclo o granos de maíz sofritos con pimientos dulces, cebolla y ajo. Las hacen fritas u horneadas, dependiendo del gusto del comensal. Muy famosas son las de Salta, que llaman “empanadas salteñas”, jugosas y picantes, que suelen rellenar con carnes finamente picada con el cuchillo, o las de Tucumán, que se caracterizan porque las hacen en hornos de barro.

Chile también tiene fama por sus empanadas y aunque sus ingredientes pudieran ser muy similares a las empanadas argentinas de carne, su sabor y consistencia es muy diferente. Al relleno de estas empanadas le llaman “pino” y además de carne muy jugosa y condimentada contienen aceitunas negras y rodajes de huevo duro. La manera de envolverlas, también, es diferente; tiene la forma de un rectángulo con dobleces muy rústicos.

En algunos países del Caribe o Brasil, suelen llamar a las empanadas pasteles, pati o tartas y las elaboran con yuca o plátanos maduros, cocidos y convertidos en puré, que luego rellenan con carne, queso, frijoles o manjar blanco.

Con cualquier forma, sabor y método de cocción, insisto: ¡las empanadas son deliciosas!

¿Compartirías con nosotros tu receta de empanadas?

popped Katia Ramírez Blankley
Nací en San José, Costa Rica, y cuando era niña era la fiel compañera de mi abuela en la cocina. Para mí, la comida no es solo satisfaciente. Nuestros platos tradicionales, nuestros dulces y recetas de nuestras abuelas son una parte de nosotros, y cuando emigraos, estos son los lazos que nos mantienen conectados a nuestros países. Me encanta crear nuevas recetas, así como rescatar recetas tradicionales que han sido olvidadas. He estudiado nutrición, periodismo y tengo un título en artes culinarias. Trabajo como editora de la alimentación y estilo de vida, y como escritora para periódicos y revistas en los EE.UU. por más de 25 años. Vivo en Los Ángeles con mi esposo, tres hijos y tres nietos.

Comentario