Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Yerba mate tea with metal straw

De Yerba Mate y Otras Hierbas: El Té en Latinoamérica

By Laura Martínez, August 07, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Hace algunos años, la revista para la que trabajaba en México me mandó a abrir una oficina editorial en Buenos Aires, una ciudad a la que le tengo un cariño muy especial. Si bien todo de ella me fascinó desde el primer día, una de las cosas que captó mi atención de inmediato fue la relación que tienen los porteños con su adorada yerba mate, una infusión verde que tomaban todo el tiempo en un recipiente divino (el mate) y que absorbían con una larga bombilla de metal. Había incluso aquellos que desde muy temprano subían al autobús con un termo de agua caliente bajo el brazo, el periódico en una mano y el mate y la bombilla en la otra. ¿Qué era aquello?

Al igual que la tila y la manzanilla, la yerba mate forma parte de lo que conocemos como “té herbal”, o sea que no pertenece a la planta del té en sí. Sobre por qué la yerba mate es tan popular entre los sudamericanos, hay muchas teorías. Yo, personalmente, pienso que su consumo en ciertos países es casi casi un ritual, una sencilla ceremonia que une a familias y amigos durante una tarde de descanso o una larga sobremesa.

Aun cuando la costumbre de tomar té tiene su origen en China, se ha vuelto súper popular en todo el mundo. Y en América Latina, donde nos encanta inventar y experimentar con lo que llega de otras partes, hemos convertido al té en parte fundamental de nuestras vidas.

¿Quién no ha recurrido a un delicioso té de anís o a una infusión de manzanilla después de comer o antes de acostarse? ¿O tomado un aromático té de chai para sobrellevar una tarde de mucho trabajo? Y ni qué decir de un refrescante té negro helado para soportar los calores del verano. Y es que son cientos, si no miles, las variedades: té negro, té verde, té de menta, té de manzanilla, té chai, té de manzana, té de yerbabuena, té de frambuesa, té de tila, té de jengibre, etc.

Además de todo, lo interesante de las hierbas es que son muy versátiles, pues aparte de preparar infusiones, nos sirven para preparar bebidas refrescantes y paletas heladas durante el verano, y ¡hasta para cocinar! Y, volviendo a la yerba mate, ¿sabías que es posible hacer helados, mousse, caramelo y hasta alfajores? ¡Las posibilidades son infinitas!

Y tú, ¿tienes un té favorito? ¿Le has encontrado algún uso distinto a alguna hierba?

popped Laura Martínez
Nací y crecí en la Ciudad de México, pero he vivido en Chile, Argentina, Singapur, Francia y Estados Unidos (Los Ángeles y Nueva York). Aunque no sé mucho acerca de estos lugares, hay una cosa que sé con certeza: me encanta su comida. Yo soy escritora y me especializo en los negocios y los medios de comunicación, pero me encanta leer y escribir sobre la comida. Crecí comiendo jamón crudo, fabada, y queso manchego con mi abuelo, que era español, y mi abuela mexicana podría muy bien haber sido la mejor cocinera del mundo de los chiles en nogada. Las especias españolas y mexicanas corren por mis venas, pero vivo con un francés. Él hornea su propio pan y prepara quiche lorraine o velouté en el invierno y una ensalada de crudités en el verano. La comida es el núcleo de mis historias más entretenidas y me encantaría contarte todo acerca de ellas. ¿Me acompañas?

Comentario