Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Fritura dominiquense

Los Yaniqueques, una Delicia Dominicana

By Elvira de las Casas, February 02, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Los yaniqueques son una de las golosinas más típicas de la República Dominicana, sobre todo de una zona de playa llamada Boca Chica, donde se consumen a orillas del mar.

Su nombre proviene de Johnny cakes, como se llaman unos panqueques llevados a la isla en el siglo 19 por inmigrantes afrocaribeños. Compuestos por ingredientes simples: harina, polvo de hornear y agua, resultan crujientes y se deshacen rápidamente en la boca, provocando el deseo de seguir comiendo.

A mí me resultan similares a los chiviricos, que en Cuba se hacen con los restos de la masa para hacer empanadas. Esos recortes se fríen y se espolvorean con azúcar y saben riquísimo, al menos en mi casa, cuando mi abuela hacía chiviricos, se acababan en un abrir y cerrar de ojos.

Con el tiempo, la receta original de los yaniqueques, con harina de maíz, ha variado, y hoy en día algunos mezclan harina de maíz y de trigo, mientras que otros emplean harina de trigo solamente. Los más aventureros le agregan a la masa coco rallado y leche de coco, a veces un huevo, y otras veces, les ponen miel, azúcar o sal.

Generalmente se hacen solo con harina de trigo, mantequilla, aceite y sal, y aunque casi siempre se comen fritos, también se comen horneados.

Si hablas con un dominicano, te dirá que los yaniqueques más sabrosos son los que los vendedores fríen en la playa, en unas ollas enormes donde el aceite tiene un color sospechosamente oscuro. Esos saben más rico que los que de otros lugares, dicen, y yo lo creo. Como también sostengo que los hotdogs que se comen de pie, en una esquina del downtown de Miami, son más sabrosos que los de las cafeterías con aire acondicionado. Cada vez que lo digo, mi marido me mira como si yo estuviera loca, pero es verdad.

Como vivo tan lejos de las playas dominicanas, yo hago mis propios yaniqueques en casa. Preparo la masa con harina de trigo, agua fría, mantequilla y una cucharadita de polvo de hornear y la dejo en reposo diez minutos. Después, extiendo la masa, la corto en círculos y la frío en aceite caliente. Recojo el exceso de grasa en un papel toalla y espolvoreo con azúcar antes de comerlos rapidito, porque calientes saben mejor. Hazlos y luego me comentas cómo te han quedado, ¡apuesto a que te van a encantar!

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario