Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
quesadillas

La Quesadilla en EE.UU. Es Harina de Otro Costal

By Laura Martínez, August 19, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La primera vez que probé una quesadilla en EE.UU. experimenté una especie de choque cultural. “Pero ¿qué es esto?” le pregunté a mi amiga estadounidense con la que me aventuré a explorar un restaurante Tex-Mex. “¡Pues una quesadilla! ¿Qué más iba a ser?” me dijo muerta de la risa, sabiendo perfectamente a lo que yo me refería. Lo que tenía frente a mí era enorme. Para empezar, se trataba más bien de lo que en México conocemos como una sincronizada; es decir, eran dos tortillas de harina de trigo rellenas de queso amarillo, cortadas en cuadritos y adornadas con crema ácida, salsa roja, guacamole y queso rallado.

Mi reacción no era para menos. Yo nací y crecí en la capital mexicana y para mí, la quesadilla era algo totalmente distinto. Una simple tortilla (casi siempre de maíz) doblada por la mitad y a la que le podemos poner cualquier tipo de guisado, con o sin queso. Así, por ejemplo, tenemos quesadillas de hongos, de flor de calabaza, de tinga de pollo, de papa con chorizo, de chicharrón o de queso.

Pero al poco tiempo de venir a vivir a Estados Unidos, descubrí que aquí las quesadillas son algo totalmente distinto a lo que conocemos en México; digamos que han evolucionado hasta tener una personalidad propia. Las quesadillas son ya tan populares en EE.UU., que no hace falta ir a un restaurante mexicano para pedir una, pues ya es parte del menú de prácticamente cualquier comedor o diner. Ahora hay quesadillas para todos los gustos; desde las más tradicionales y que sirven con salsa y guacamole durante la Hora Feliz en la barra de un bar, hasta las más sofisticadas que se encuentran en los restaurantes de 5 estrellas.

Y es que lo que nadie puede poner en duda es que la quesadilla es un platillo tan fácil y a la vez tan delicioso que ha inspirado cientos de versiones, incluyendo algunas con rellenos poco tradicionales como las rellenas de cangrejo y elote o las de queso Brie, mango y guacamole.

Yo sigo prefiriendo una simple tortilla de maíz doblada a la mitad y asada en un comal, sin muchos adornos. Pero, eso sí, con mucha salsa picosita…

Y tú ¿tienes una receta favorita? ¡Compártela con nosotros!

popped Laura Martínez
Nací y crecí en la Ciudad de México, pero he vivido en Chile, Argentina, Singapur, Francia y Estados Unidos (Los Ángeles y Nueva York). Aunque no sé mucho acerca de estos lugares, hay una cosa que sé con certeza: me encanta su comida. Yo soy escritora y me especializo en los negocios y los medios de comunicación, pero me encanta leer y escribir sobre la comida. Crecí comiendo jamón crudo, fabada, y queso manchego con mi abuelo, que era español, y mi abuela mexicana podría muy bien haber sido la mejor cocinera del mundo de los chiles en nogada. Las especias españolas y mexicanas corren por mis venas, pero vivo con un francés. Él hornea su propio pan y prepara quiche lorraine o velouté en el invierno y una ensalada de crudités en el verano. La comida es el núcleo de mis historias más entretenidas y me encantaría contarte todo acerca de ellas. ¿Me acompañas?

Comentario