Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Muy Buenos Usos para los Frutos Rojos

Muy Buenos Usos para los Frutos Rojos

By Claudya Martinez, February 15, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

¿Te gustan mucho las bayas? A mí me encantan y siento que todavía estoy lejos de conocer la cantidad de cosas que podemos hacer con las bayas. En este momento las fresas son muy populares en mi familia, ya que son unas de las pocas frutas que mi hijo de cuatro años come, no solo voluntariamente sino también con entusiasmo. Por esto, estoy intentando introducir una variedad más amplia de bayas en mi familia.

Las fresas son una de las opciones más básicas dentro de las bayas, pero en realidad hay muchos tipos para elegir. Mis favoritas son las frambuesas, los arándanos azules y las uvas (sí, aunque no lo creas, desde el punto de vista botánico las uvas se consideran bayas). ¿Sabías que hay un tipo de baya que en inglés se llama Farkleberry? Al parecer es una baya que no tiene mucho sabor, algo más bien para los pájaros que para los humanos, ¡pero igual tiene un gran nombre!

Ahora que lo pienso, siempre hubo bayas en mi hogar porque siempre teníamos algún tipo de mermelada o jalea a mano. Solíamos quedarnos sin jalea más frecuentemente que sin sal o pimienta, porque la jalea no es algo que se use con moderación. ¡Usamos jalea en las galletas, el pan y hasta en el queso brie! Si invitas a algunos amigos y acompañas el vino con un par de estas tres cosas, ¡ya tienes una fiesta!

Usar bayas para mermeladas, jaleas y pasteles no tiene mucha ciencia, pero tengo debilidad por las bayas en las ensaladas. Una ensalada de espinaca con fresas frescas, arándanos azules o arándanos rojos deshidratados con un poco de queso azul por encima tiene un sabor tan especial que podría comerla como plato principal.

A mi esposo también le gustan mucho las bayas. Las agrega a sus batidos, a la avena caliente o las cocina con jarabe de arce para lograr un delicioso acompañamiento para sus panqueques.

Uno de mis favoritos es usar bayas en los tragos, tanto en las bebidas con o sin alcohol. En un día de mucho calor prueba agregar unas bayas congeladas a tu bebida y verás que es una excelente manera de refrescarte. Y con esto, me despido diciendo, “¡Qué vivan las bayas!”

popped Claudya Martinez
Claudya nació y creció en California donde fue criada por madre soltera de origen mexicano. La comida siempre ha sido una extensión del amor, la cultura y la creatividad en su vida. Algunos de sus primeros recuerdos son de sus tías, tíos, abuela, y mamá compartiendo su afecto a través de delicias creadas en la cocina. No puede pensar en los buñuelos sin recordar a su amada tía haciéndolos durante la navidad; las sopas siempre le recuerdan a su abuela; las tortillas caseras le hacen pensar en su tía; y las calabacitas de su madre siempre le hacen sentir especial. Ella cree firmemente que la buena comida no solo alimenta el cuerpo, sino que también alimenta el alma. Ella te invita a visitar su blog, Unknown Mami, donde comparte sus vivencias como mamá.

Comentario