Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
beverage in a glass next to the bottle

Tradición On the Rocks: Cócteles Latinos con Giros Inusuales

By Greyza Baptista, September 19, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Son bebidas llenas de tradición y folclore. Todas revelan la vasta riqueza y el ingenio que atesora cada cocina latina. Descubre el espíritu que se esconde detrás de algunos cócteles y cómo se disfrutan en nuestros países.

Comencemos con la cerveza. Algunos puristas la disfrutan sola y fría. En cambio, otros para bajarle el grado de alcohol o para mejorar su sabor la mezclan con otras bebidas. ¿De verdad sabrá mejor? Lo cierto es que es una modalidad bastante común. Y qué mejor forma para empezar que con la deliciosa michelada. Es una refrescante bebida de origen mexicano que goza de mucha aceptación en varios países. Se prepara escarchando con sal la orilla del vaso. Luego se agrega jugo de limón, gotas de ají tabasco (a gusto), una pizca de pimienta y finalmente la cerveza, preferiblemente rubia. Según los aficionados, la temperatura es un factor importante, por lo que recomiendan refrigerar los vasos previamente.

Otras versiones son la clamachela o clamato, con jugo de tomate; la gomichela que lleva gomitas de frutas enchiladas; y la chabelita, que es una michelada clásica que se combina con refresco de manzana. El beer punch es otro cóctel de origen mexicano, un trago fuerte hecho a base de anís seco, yemas de huevo, sirope o almíbar, canela, hielo y cerveza ámbar. En Colombia el ingenio se llama refajo, una mezcla de cerveza rubia con una gaseosa de tamarindo. Es una bebida muy refrescante e ideal para acompañar las fritangas, la lechona y la carne asada. Menos tradicional que el Refajo es el shandy, una mezcla de cerveza rubia pero con soda de limón.  En Chile tienen el fanshop, una mezcla con cerveza bien helada y refresco de naranja. Algunos chilenos la consideran  la “mimosa chilena”.

Otra bebida que vale la pena destacar es la piscola, que es pisco con refresco de cola, hielo y limón. El piscolate, lleva leche chocolatada y pisco. Y para los amantes de las bebidas espirituosas, está el fanfarrón con refresco de naranja y ron; o el jote, una mezcla de más vino que refresco de cola.

Patada de mula -vaya nombre para un coctel- es un trago que vale la pena probar. Esta hecho con cerveza helada, y se sirve en un vaso frío con ginebra, cubitos de queso parmesano y se sirve sin revolver.

Un trago que se debe armar con mucho cuidado es el submarino nuclear. Se prepara mezclando media cerveza con aguardiente, jugo de limón y luego se sirve lentamente la cerveza para que no haga espuma y al final sal a gusto.

En Venezuela la más popular, sin duda, es la GuarapitaSe prepara con maracuyá macerada, caña blanca de azúcar (aguardiente) y panela, y se revuelve hasta que se disuelva todo. Se embotella y se deja enfriar en el refrigerador por cinco horas, mínimo. Esta versión ha inspirado otras variaciones que pecan por la originalidad y lo inusual, hechas con galletas de chocolate, brownies, piña, mora, fresa, limón y naranja.

En Cuba tenemos sambumbia, una bebida fermentada, elaborada con agua, melao de caña y ají. En algunos lugares le adicionaban una mazorca de maíz seco y quemado. Saoco es un coctel clásico, que se prepara agua de coco con caña o ron, y se sirve en el mismo coco.

En Perú, el popular es el Chilcano, preparado con caña blanca (aguardiente de uvas), pisco y una gaseosa a base de jengibre, azúcar y limón.

Y para finalizar -no te asustes-, nada mejor que el 666. Se trata de un coctel deliciosamente diabólico a base de cerveza. Es delicioso y se prepara con licor de banana, Curacao Blue y cerveza.

Ahora que conoces algunos tragos inusuales de nuestros países latinos, ¡ya sabes cómo animar tu próxima fiesta!

popped Greyza Baptista
Esposa y madre de un gourmet de 5 años de edad, que nunca frunce el ceño al comer ensaladas (a menos que no tenga espinaca en el plato), creo que los hábitos alimenticios saludables comienzan en casa. Aprendí esa simple regla de mi madre, un verdadero mago en la cocina y quien me enseñó el arte de transformar los ingredientes en algo delicioso. En estos días, mi familia está convencida de que hago magia cuando cocino. Para mí, los recuerdos, olores y sabores me inspiran a crear platos, y a escribir sobre uno de los placeres más ricos de la vida: la comida. También soy periodista y de vez en cuando, artista.

Comentario