Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Variedad de comida

Los 6 Mejores Platillos Latinos para Probar en 2015

By Bea Osorio, January 30, 2015
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Enero es el mes de grandes retos y resoluciones. Es como empezar de nuevo. Uno de estos retos puede ser preparar los mejores platillos de nuestra Latinoamérica que no hayamos probado o hecho en casa antes. Será como hacer un recorrido por cada rincón de nuestras tierras, por su sazón y por su historia.

Es difícil decidir cuáles son los mejores platillos de cada región. Yo he hecho mi propia lista, que contiene 6 sugerencias que podemos hacer en casa durante este nuevo 2015. Aquí la presento.

Papas a la huancaína (Perú). Cerca de mi oficina había un modesto local de comida peruana. Allí probé por primera vez esta receta, que terminó siendo para mí uno de esos pequeños descubrimientos que–después uno se da cuenta–son facilísimos de preparar. Consiste en una salsita hecha a base de ají amarillo, leche, aceite y queso fresco, sobre papas sancochadas, todo acompañado con huevo duro picadito y aceitunas.

Feijoada (Brasil). Este es para mí, uno de los mejores platillos brasileños. Son caraotas o frijoles negros, con cerdo guisado. Se acompaña con arroz, plátanos fritos y un acompañante típico del Brasil que adoro: farofa. Es una harina de mandioca (yuca) que suaviza el fuerte sabor del guiso.

Payaguá mascada (Paraguay). Ricas tortillas hechas con bolitas de carne molida mezclada con puré de mandioca, ajo, cebolla y una pizca de comino.

Ajiaco (Colombia). He tenido el placer de disfrutar de este plato gracias a mis amigos colombianos, especialmente en días de frío. Es una exquisita sopa hecha con pechuga de pollo, papas, maíz, cilantro, crema de leche y pedacitos de aguacate.

Chilaquiles (México). Trozos de tortilla de maíz frita bañados en salsa de chile verde. A diferencia de las enchiladas, se hacen con totopos, fragmentos de tortilla, de forma triangular y bien crujientes. Los mexicanos dicen que son excelentes para esos días de resaca.

Asado Negro (Venezuela). Como venezolana, este es el plato de mi niñez y la receta que estará conmigo por siempre. El asado es un corte de carne en forma cilíndrica, extraído de la parte trasera de la res, y preparado con una salsa negra a base de especias y papelón (producto de la melaza de la caña de azúcar hervida), vino y ají dulce. El asado se acompaña de arroz y tajadas, o plátanos maduros fritos.

La lista podría seguir, pues la cocina de nuestros países es mágica y maravillosa. Solo hay que animarse a explorar. Y, ¿tú? Cuéntanos qué platos latinoamericanos quieres probar en este 2015.

popped Bea Osorio
Nací en Caracas y veo a mi ciudad como una colorida maqueta de pequeñas nacionalidades. En el centro pasé mi infancia entre las vitrinas de la pastelería italiana, el aroma colgante de la charcutería española y el aceite hirviendo de las sartenes criollas. Es difícil saber dónde se origina la receta de una abuela venezolana. En mi caso, puede ser del frío fronterizo de mi sangre colombiana o el calor de la goajira costeña. Hoy desde Los Angeles, otro prisma también construido de mezclas indescifrables, los invito a sentarnos en una mesa a disfrutar y hablar de comida, mi ritual preferido.

Comentario