Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
deep fried pastry dough in a pot

La Sopaipilla: Salada o Dulce, Siempre Deliciosa

By Elvira de las Casas, December 22, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Probé la sopaipilla por primera vez allá por los años 70, cuando una pareja de chilenos jóvenes se mudó cerca de mi casa e hicieron amistad con mi esposo y conmigo. Por entonces, yo llevaba poco tiempo de casada y mis habilidades en la cocina eran bastante limitadas, de modo que aquellas masitas fritas, espolvoreadas con azúcar, que se hacían tan fácilmente, se convirtieron en una de mis recetas favoritas. Hace muchos años–desde que decidieron regresar a su país–que no he vuelto a saber de aquellos amigos de mi época de recién casada. Tal vez ni siquiera me recuerden, y mucho menos se imaginen que su receta de sopaipilla la he repetido muchísimas veces, primero para deleite de mis hijos y ahora de mis nietos.

La masa se elabora con harina de trigo, aunque en algunas regiones de Chile se les agrega calabaza. Las saladas se acompañan con mostaza o queso, mientras que las dulces se untan con una salsa que lleva panela, cáscara de naranja y canela.

Los argentinos que descienden de alemanes también preparan estas frituras a las que llaman “kreppel”, y asimismo son muy populares en México, Perú y en los estados del suroeste de los Estados Unidos como Nuevo México y Texas. En la región de Andalucía, en España, se suelen preparar en muchas fiestas y celebraciones, y se comen acompañadas de chocolate.

Yo deduzco que existen tantas recetas de sopaipillas porque cada persona les da su toque personal, de acuerdo con las costumbres del lugar al que pertenezca.

Generalmente su elaboración se basa en la mezcla de harina, huevos, manteca, sal, leche y polvo de hornear. Primero se unen los ingredientes secos y luego se incorporan los líquidos, se amasa y se fríe por cucharadas hasta que las tortitas se doran.

A mí me encantan cuando aún están tibias, bañadas en almíbar, o simplemente espolvoreadas de azúcar, que es como aprendí a comerlas, pero siempre estoy probando nuevas variantes. ¿Cómo las prefieres tú? ¿Te animas a compartirnos tu receta?

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario