Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Aceite y semillas de ajonjolí

Aceite de Sésamo: Un Sabor Exótico Para las Recetas de Siempre

By Elvira de las Casas, September 02, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    22
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El aceite de sésamo es uno de esos ingredientes de la cocina asiática que, usado con moderación, puede darle un toque exótico y delicioso a muchos platos de la gastronomía latina.

Como tiene un sabor bastante fuerte, por lo general no se cocina, sino que se añade a los platos una vez concluida la cocción. Esto, sin embargo, no quiere decir que no se pueda usar en frituras y guisos. Por cierto, la primera vez que probé su sabor, parecido al de las nueces, no fue en un restaurante asiático, sino en uno de comida peruana. Los peruanos han adaptado a su gusto muchos ingredientes y platos de la cocina china, sobre todo el arroz frito, que sabe muy bien cuando se le añade una cucharadita de aceite de sésamo–o ajonjolí, como también le llamamos.

Siguiendo el ejemplo de los peruanos, todos podemos experimentar, añadiendo una cucharadita a las verduras, carnes fritas y hasta fideos o espaguetis, hasta encontrar la cantidad adecuada para alcanzar el sabor que más nos agrade. En todo caso, ten en cuenta que, mientras más oscuro es el aceite, más fuerte es su sabor, y si agregas mucha cantidad a un platillo te puede quedar amargo.

Unos camarones empanados y acompañados de una mezcla de salsa de soya, aceite de sésamo y chipotle bien picadito, es otro buen ejemplo de fusión latino-asiática en la cocina. Pero si prefieres la carne de cerdo, prueba asando unos filetes sazonados con salsa de soya y miel, y sírvelos con brócoli salteado en aceite de ajonjolí. Si no te gusta el brócoli, usa zanahoria o pimiento.

A mí me gusta en especial el pollo en salsa de soya, vinagre de arroz, aceite de sésamo, jengibre, miel y cebollinos. Yo lo preparo en un wok, pero si no tienes uno puedes usar un sartén y queda igual de sabroso.

Si estás aburrida de comer ensaladas con el mismo aliño de siempre, como la clásica vinagreta de aceite de oliva y vinagre, la próxima vez añade a las hojas verdes unos gajos de naranja o cualquier otra fruta cortada en trocitos, y sazona con aceite de oliva, jugo de naranja, vinagre de vino, aceite de ajonjolí, salsa de soya, un diente de ajo picado y una cucharadita de jengibre en polvo. ¡Te va a encantar!

¿Conoces otra forma de usar este aceite en las recetas latinas? Compártela aquí. Me encantará recibir tus sugerencias.

popped Elvira de las Casas
Aunque nací en Cuba, he vivido en Estados Unidos durante 22 años, y he trabajado como reportera y editora de varias publicaciones. Soy madre de dos hijos, tengo tres nietos y un marido maravilloso. Él decidió casarse conmigo después probar mi receta de frijoles colorados, lo que demuestra que el amor entra por la cocina. Contrariamente a la creencia popular, los cubanos sólo comen carne de cerdo y frijoles negros en la víspera de Navidad y otras fiestas. El resto del tiempo, tenemos una gran variedad de recetas para elegir. La tradición culinaria cubana ha ido evolucionando desde la época colonial y tiene influencias africanas. Es un crisol de culturas riquísimas. Los invito a probar un bocado.

Comentario