Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Pizza: Una Maravilla Universal

Pizza: Una Maravilla Universal

By Greyza Baptista, February 18, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

¿Quién se puede resistir a la maravilla universal llamada pizza? ¡Casi nadie!

Este es el plato más reconocido y con más seguidores en el mundo. Los primeros en probarla fueron los griegos y luego los romanos la retocaron. Pero no fue hasta el siglo XVII en la ciudad de Nápoles, donde le agregaron salsa de tomate y queso para que se convirtiera en un gran éxito.

Desde entonces la pizza se hizo internacional y sus ingredientes se han adaptado a los gustos locales de cada rincón del mundo. Incluso algunos rozan lo estrambótico. Para descubrir esas insólitas versiones te invito a este viaje virtual de seis escalas. ¡En marcha!

En Argentina, las pizza son al estilo gourmet. Su masa varía de piedra (fina y crocante), molde (muy leudada, de hasta dos pulgadas de altura) y media masa (ni fina ni muy gruesa). La más popular tiene una base de queso cremoso y aceitunas verdes. También existe la pizza a la parrilla, que tiene forma rectangular y se cocina donde se hace el asado, lo que le da un sabor particular. Lleva cebollas caramelizadas, salsa de tomate y carne en cuadritos.

En México, se han creado variantes como la pizza “mexicana”, que además de llevar queso y salsa de tomate, se le agrega chile jalapeño, carne molida, frijoles enteros, chorizo, aguacate y cebolla. Todo un volcán de sabor, pero tenga un vaso de agua a la mano para apagar el fuego.

También existen variantes como la “pizza mayo” y la “flags”, cuya salsa tiene el color
de la bandera. Para acompañar esta pizza se usa una salsa a base de vinagre, ajo, chiles de árbol y perejil, y la llaman chimichurri.

En Brasil, la clásica es la “portuguesa”, que lleva jamón o chorizo, huevos, aceitunas, cebolla y pimentón. En algunos casos los bordes los sirven rellenos con queso mozzarella o catupiry (queso cremoso brasilero). Para los golosos hay pizzas dulces y con chocolate, banana, canela, miel, coco y, en algunos casos, nueces.

En Venezuela, se come en la forma tradicional, pero en ciertos lugares, sobre todo en la capital, la masa la preparan con cerveza. La salsa puede ser de tomate o blanca, la cual es a base de leche, mantequilla, harina, sal, pimienta, crema de leche y un toque de vino blanco. Hay muchas versiones como la que lleva queso de búfala, cebollas caramelizadas y arúgula. Más gourmet es la de queso “brie” y prosciutto, o salmón ahumado.

En Chile, la pizza lleva mejillones mezclados con queso mozzarella y palmito. Antes de poner los mejillones, se hornea por pocos minutos la base de la masa con la salsa de tomate. Luego se agregan los mejillones y los palmitos cortados. Se sazona con sal, orégano y queso.

En fin, cuando se trata de pizza, la imaginación es lo que cuenta. Viajar por el mundo nos puede llevar a descubrir que un mismo plato puede transformarse según cada país. ¡Qué viva la pizza!

popped Greyza Baptista
Esposa y madre de un gourmet de 5 años de edad, que nunca frunce el ceño al comer ensaladas (a menos que no tenga espinaca en el plato), creo que los hábitos alimenticios saludables comienzan en casa. Aprendí esa simple regla de mi madre, un verdadero mago en la cocina y quien me enseñó el arte de transformar los ingredientes en algo delicioso. En estos días, mi familia está convencida de que hago magia cuando cocino. Para mí, los recuerdos, olores y sabores me inspiran a crear platos, y a escribir sobre uno de los placeres más ricos de la vida: la comida. También soy periodista y de vez en cuando, artista.

Comentario