Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
stack of thin wafers

Oblea

By Fernanda Beccaglia, May 29, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

La palabra “oblea” hace referencia a muchas delicias culinarias, pero en general todas comparten la misma esencia: un tipo de hoja hecha con harina y de grosor delgado. Puede ser un dulce de forma circular, hecho con harina, huevos y azúcar batidos en agua o leche. También hace referencia a las galletas crocantes y delgadas rellenas de crema de chocolate o vainilla entre capa y capa. La oblea también puede ser pan ácimo fino o bien hojas delgadas hechas de harina, azúcar y huevos que se usa para cubrir dulces o postres. Además, es un postre típico de Colombia, México y Venezuela hecho de galletas redondas finitas rellenas con ingredientes como dulce de leche, chocolate, mantequilla de maní, miel, mermelada, queso o leche condensada.

popped Fernanda Beccaglia
Soy chef, escritora, editor y periodista. También soy gran fan de la fotografía narrativa y arte culinaria. Después de años de escribir y traducir, me gradué Summa Cum Laude del Instituto de Educación Culinaria en el 2003, en la ciudad de Nueva York. Siempre quise ser chef, y ya que tiendo a seguir mis pasiones, empecé a entrenar con los mejores chefs: Daniel Boulud, Jean Georges Vongerichten, y André Soltner, entre otros. Después de decir no a una oferta en Ducasse y Jean Georges, tomé un trabajo en Daniel Restaurant en Nueva York. Trabajé para el diario La Palma, la versión en español del The Palm Beach Post, como redactora, columnista y productora de la sección culinaria, tanto en versión impresa y la versión digital del periódico. Nací en Buenos Aires, Argentina, en una familia italiana. Mi madre era escritora, y crecí entre poemas y libros en italiano, francés, portugués y alemán.

Comentario