Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Los Vinos del Nuevo Mundo

Los Vinos del Nuevo Mundo

By Katia Ramírez Blankley, September 09, 2013
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

Que rico es saborear un platillo tradicional acompañado de un buen vino. Y mucho más satisfactorio, cuando sabemos que esas aromáticas y exquisitas cosechas son cultivadas en los suelos de nuestra América.

Se cree que el vino llegó a América con los españoles y de ese encuentro, e intercambio de productos entre el Viejo y el Nuevo Mundo, ahora podemos presumir de ricos vinos.

Actualmente, países como Argentina, Chile, México y Estados Unidos están produciendo vinos que ofrecen tendencias frescas, únicas y accesibles al consumidor.

Características

“Argentina, Chile y México producen vinos en una climatología de gran insolación y riego artificial, con todavía baja implementación del ‘terroir’ (terruño)”, explicó José Peñín, crítico de vino y fundador de la Guía Peñín, que recientemente presentó una segunda edición en español de vinos latinoamericanos en Nueva York. “Por lo tanto, la diferencia entre los vinos europeos y latinos se debe al carácter de las variedades de uva, que si bien la fuerte maduración limita sus diferencias, son vinos potentes, muy sabrosos, cálidos y concentrados”.

Por su parte, Ana Laura Martínez, directora del Diplomado de Sommelier, de la Culinary Art School de Tijuana, Baja California, México, define a los vinos latinoamericanos como un collage de microclimas, variedades y una diversidad de manufactura, que por un lado se inclina a lo tradicional y en el otro extremo a la innovación.

“Cada vino tiene su propia personalidad y carácter único, algo cada vez más difícil de conseguir a medida que más productores en el mundo emplean las mismas variedades y los mismos métodos de vinificación y embotellado”, dijo la conocedora.

Sabías que…

  • Chile se destaca por vinos tintos como Merlot, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Syrah y Carménère, que es una variedad que ha encontrado en la región matices balsámicos con un punto de acidez excepcional. En los blancos, el Sauvignon Blanc, Chardonnay, Riesling y Viognier.
  • Argentina es reconocida como el mayor productor de vino latinoamericano en el mundo y se destaca por la calidad de su Malbec, que en las zona más altas tienen un sabor balsámico y fresco y en las zonas de menor altitud es más afrutado. En las variedades de blancos sobresale el Chardonnay.
  • En México la mayor producción vinícola se centra en Baja California, donde las vides aprovechan los diversos valles y el clima mediterráneo cálido. Aquí sobresalen variedades tintas como el Nebbiolo, Garnacha, Barbera, Cabernet Sauvignon, Petit Sirah y Merlot. En los blancos, destacan el Chardonnay, Chenic Blanc, Sauvignon Blanc y el Viognier.
  • Estados Unidos se caracteriza por elaborar vinos de mucho cuerpo, aromáticos, afrutados y de textura aterciopelada. Entre los tintos destacan el Cabernet Sauvignon y el Merlot; y en los blancos, el Chardonnay, con cierto aroma a mantequilla, almendra, miel y melón. También se destaca el Zinfandel, que se utiliza para mezclar con cepas tintas y conseguir vinos de cuerpo mediano, con sabores y aromas intensos.

Maridaje o apareamiento de vinos y comida

El chef Rafael Calderón, uno de los conductores de la serie de televisión ‘Puro Chef’, dice que el arte de maridar el vino con las comidas latinoamericanas, es una cuestión de equilibrio y armonía, donde se debe prestar mucha atención al tipo de alimento y a su preparación.

“Hoy día, el vino ha evolucionado mucho y se cultivan tantas cepas diferentes, que lo más recomendable es mirar la complejidad del platillo y atreverse a buscar un vino que ofrezca balance y armonía”, dijo el chef que ha trabajado en importantes cadenas de hoteles en Estados Unidos, México, Centro y Sur América.

El chef sugiere estas combinaciones:

  • Para carne de pato, conejo o pollo, un vino tinto liviano, como un Pinot Noir o Malbec.
  • Para un asado argentino definitivamente un Malbec.
  • Para la comida mexicana los vinos blancos y rosados para  balancear el picante con la frescura del vino. Si es un mole lo mejor es un vino tinto, como Malbec o Merlot. Unas enchiladas de pollo con salsa verde, por ejemplo, van bien con un Chardonnay o  Sauvignon Blanc, porque se crea un contraste entre la acidez del tomatillo, el picor del chile y el vino, que también es ácido.
  • Para unas pupusas salvadoreñas los vinos rosados son perfectos, porque tienen un toque frutal que combina con los frijoles, el chicharon y el curtido con que se sirven.
  • Para la comida caribeña, los vinos blancos y rosados son los más adecuados, porque crean un balance con los sabores afrutados y aromáticos de la comida, como un Chardonnay o un vino espumante.
popped Katia Ramírez Blankley
Nací en San José, Costa Rica, y cuando era niña era la fiel compañera de mi abuela en la cocina. Para mí, la comida no es solo satisfaciente. Nuestros platos tradicionales, nuestros dulces y recetas de nuestras abuelas son una parte de nosotros, y cuando emigraos, estos son los lazos que nos mantienen conectados a nuestros países. Me encanta crear nuevas recetas, así como rescatar recetas tradicionales que han sido olvidadas. He estudiado nutrición, periodismo y tengo un título en artes culinarias. Trabajo como editora de la alimentación y estilo de vida, y como escritora para periódicos y revistas en los EE.UU. por más de 25 años. Vivo en Los Ángeles con mi esposo, tres hijos y tres nietos.

Comentario