Somos compatibles, excepto con tu navegador, el cual no ha sido actualizado.

Para una mejor experiencia te recomendamos actualizarlo a la versión más reciente de IE, Google Chrome, Firefox o Safari.

English
Pareja tomando vino

Moscato: Formas de Endulzar tu Paladar con Este Vino Asombroso

By Luciana Lamberto, January 29, 2014
  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

  • Facebook
    0
  • Pinterest
    0
  • Guardar
    0
  • WhatsApp
  • Enviar
    0

El moscato es un vino blanco dulce que se considera una bebida ideal para acompañar un plato de postre. Este vino es parte de mi historia familiar por dos razones: la primera es porque esta bebida es un clásico de Asti, la zona de Italia de donde viene la familia de mi mamá. La segunda, porque en Argentina el moscato es parte de una tradición muy popular que más adelante les contaré.

Personalmente, disfruto tomarme una copa de este blanco bien frío, acompañando un pedazo de pastel, pero también lo tomo bien helado en verano, como aperitivo, o en su versión rose, que pese a que le tenía poca fe, me terminó encantando.

Este vino es fácil de tomar y no es caro, por eso muchos se pasan de copas sin darse cuenta. Si bien es un vino con una graduación alcohólica baja, al ser dulce no se siente tanto su efecto por lo que hay que consumirlo con moderación.

Estas son algunas ideas para probar el moscato para los principiantes. También son útiles para los que ya lo conocen, pero quieren saborearlo de otra manera:

Mi primera opción para acompañar este vino es una mini tarta de frutas, en especial si se trata de frutas silvestres, como el arándano y las moras.

Otra forma de experimentar este vino blanco es con postres hechos con harina, como el tradicional panettone o pan dulce. O también con una copa de helado de limón o un plato de peras.

Una de mis opciones favoritas es la de combinar vino con quesos y pan (siempre digo que si tuviera que limitar mi comida a tres cosas, serían éstas). El moscato sabe exquisito cuando se lo acompaña con quesos como el gorgonzola o Roquefort.

Otra forma de saborearlo es con una ensalada de mango, cilantro y camarones. La mezcla de sabores (dulce, amargo, agrio) es una fiesta para el paladar.

Finalmente, no puedo dejar afuera la tradición argentina (que también se practica en Uruguay) de tomarlo con pizza. Sí, en los bares y pizzerías se ofrece el famoso combo de moscato-pizza y fainá (un pan hecho con harina de garbanzo) una costumbre ligada a la inmigración italiana que sigue vigente y que vale la pena probar porque es una delicia.

¿Listos para saborear un buen moscato?

popped Luciana Lamberto
Lejos de ser una verdadera experta culinaria, mi pasión radica en aprender y compartir todo lo que implica la preparación de una comida, la historia detrás de una receta, y las historias que siguen después de una reunión alrededor de una mesa. Nací y me crie en Argentina, y soy amante del vino, una bebida que me acostumbré a apreciar con la familia. Mi padre me enseñó ya que el es un connoisseur de vino. Como lo hago con la comida, me encanta narrar las experiencias de cada copa de vino, ya sea con amigos, la familia o sola. Espero que disfruten de estas historias.

Comentario